8 ene. 2015

DE BENIDORM Y MIAMI; DE CUANDO UNA HERRAMIENTA SIG TE PERMITE COMPARARLAS.


Acabando junio (de 2014) referíamos aquí la visita que el alcalde de Miami hacía a Benidorm. “Miami echa el ojo al modelo turístico deBenidorm” titulaba algún Medio; “Miami se mira en el espejo de Benidorm”, tituló otro que ni se había molestado en acudir al sarao, o “Elalcalde de Miami visita Benidorm”, contaba otro mucho más aséptico (esa jornada). Yo fui más caustico: “De una alargada mesa redonda que no sé paraqué se montó”, con alusión al incidente de ‘protoloco’ habido.

25.06.2014  El alcalde de Miami, entre el alcalde de Benidorm
y la concejal Gema Amor. Junto a ellos, el Presidente de HOSBEC
Entonces dije que yo no podía comparar Miami con Benidorm; la única cuestión que “nos iguala” (en mi opinión) es que las dos son “ciudades donantes”: “aportamos más que recibimos” (a las cuentas del Estado), como recordó el alcalde Tomás Regalado. Es más, hasta Roc Gregori se encargó de recordar (Diario Información; 13.07.2014) que “Benidorm no es Miami”; bueno, lo que sintetizo de Roc es que Benidorm y Miami “no juegan en la misma liga”.

Bueno, pues no he cejado hasta dar con una comparativa Benidorm-Miami.

Esta se produjo en las 5 Jornadas Internacionales de Investigación sobre Arquitectura y Urbanismo (23-25.10.2013) que organizó la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria donde en el Bloque Temático I (Innovación de la Investigación en Arquitectura y Urbanismo) se trató el tema a través de la Comunicación “Investigación mediante SIG de los parámetros urbanos de la ciudad turística”. Desconozco el autor, el nombre del autor, pero es que ya me he cansado de esperar la comunicación de la Escuela de Arquitectura de Las Palmas al respecto; vale que nos ha pillado Navidades-Fin de Año -y que la actividad académica ha comenzado hoy, pero desde el 15 de diciembre… Esta mañana aún no sabían qué decirme.

En fin. El trabajo compara “dos modelos de ciudad diferentes… pero con factores similares”: Benidorm (1950), “medio siglo de evolución”, frente a Miami-Miami Beach (1886), “dos ciudades centenarias que forman una única ciudad”. El autor (en las tablas e imágenes apostilla “del autor”) trata de analizar “acontecimientos urbanos, económicos y turísticos”. Y para ello ha de recurrir a la estratificación de parámetros con sistemas que puedan separar y superponer datos, y eso se consigue con los Sistemas de Información Geográfica (SIG), de los que los geógrafos entendemos, y una serie de bases de datos. Así, veremos tendencias.

La única vinculación entre ambas ciudades está en el Turismo, se señala con rotundidad. Y trascribo la básico: “1) Ambas ciudades desarrollan un turismo que se convierte en una industria cuando deviene en fenómeno de masas, vinculándose al “Sol y Playas”, apareciendo en Europa tras la Segunda Guerra Mundial y en EEUU una década antes, con el nacimiento de la “Sociedad del Ocio”, gracias a los excedentes de riqueza que se generaron en los diferentes espectros sociales; 2) los dos núcleos primitivos de Miami y Benidorm se transforman en una ciudad turística gracias al crecimiento exponencial de la sociedad, con equipamientos urbanos mínimos y donde el “waterfront” es el protagonista de las dinámicas sociales urbanas; 3) y por último la trivialización del paisaje urbano de las dos ciudades que depende de su capacidad de “seducción comercial y de ocio”, por lo que continuamente tienen que estar reinventándose para venderse y resultar atractiva”.

Capas SIG

El caso es que tanto Benidorm como Miami adquirieron características de desarrollo propias y únicas, vinculadas al desarrollo lineal, con tendencias exclusivas de crecimiento, desarrollo y evolución. Por ello, lo primero que se hizo es seleccionar el área de Miami que fuera comparable con Benidorm. Y para ello comenzaron por delimitar territorios, redes viarias, tramas urbanas, alojamientos, espacios públicos y equipamientos en estratos, lo que llevó a que a la hora de comparar con Benidorm había que reducir “la cosa” a Miami Beach, y en concreto a South Beach, y tras ello se elaboraron 11 capas: perímetro geográfico, tipos de suelos (clasificación), conexiones, viario, parcelación, edificaciones, espacios públicos, alojamientos turísticos, equipamientos, comercio y servicios públicos.

Así, “Benidorm presenta una superficie urbana similar al área total de South Beach, 7’5 km2”, los frentes marítimos “se desarrollan de forma lineal en ambas ciudades; el de Benidorm mira al Sur y tiene límites; el de South Beach mira al Este y no presenta límites”. “Benidorm tiende a la zonificación” del suelo “y al deseo de sus habitantes por evolucionar como ciudad vertical” y South Beach “programa su estructura urbana desde un desarrollo por partes”. Esto de “por partes” merecería una explicación que al no poder contactar con el autor no queda muy clara.

Pero sigamos; Benidorm adapta su viario a las condiciones geográficas y “solo el ensanche de Levante presenta un trazado ortogonal, pero con una complicada conexión con el centro histórico” mientras South Beach tiene “un trazado viario ortogonal, perimetral… una red viaria creada para la ciudad”. La red viaria de Benidorm suma 1’6 km2 y la de South Beach 1’7 km2.

En cuanto a la trama urbana, las diferencias son de concepto. La manzana tipo en South Beach es de 120x100 metros y en Benidorm (Levante) de 110x120, con lo que llegamos a superficies parceladas de 5’8 y 6 km2 donde hasta “el número de edificaciones es similar entre ambas ciudades”, aunque Benidorm “presenta una ocupación de 0’5 km2 frente al 1’8 km2 de South Beach, consecuencia… de los espacios libres de parcelas”. Es la célebre “esponjosidad” de la trama urbana de Benidorm. Y fundamental es que la superficie sin edificar es de 4 km2 en South Beach y 5’5 km2 en Benidorm.

Y si ahí -en ocupación de espacio- ganamos, en espacios públicos nos ganan por goleada: “1km2 frente a 0’1 km2”.

En cuanto a superficie de playas no es tanta la diferencia: 0’38 km2 en Benidorm y 0’42 km2 en South Beach.

En alojamientos turísticos, dice el autor que, “era de esperar que Benidorm superara a la ciudad de South Beach”. El frente marítimo de Benidorm alberga 125 alojamientos turísticos con 25.000 habitaciones frente a 144 alojamientos con 10.000 habitaciones próximas a playa.

En materia de servicios públicos, nos ‘apalizan… como decían en los dibujos animados de mi época, pero en comercios turísticos (aunque aquí habría mucho que discutir sobre mínimos de calidad) les ‘apalizamos. Es ‘lo malo’ de las cifras brutas.

En fin, sí podemos compara ambos destinos: el todo Benidorm con South Beach que actúa, dice el autor, “como un gran ‘central park’ de la ciudad de Miami durante todo el año”. Y Benidorm es eso mismo todo el año.

Gracias a los SIG se pueden comparar Benidorm y su avatar en Miami; y en la comparativa no sale tan mal. Me hubiera gustado citar al autor. Seguiré hasta dar con él, en la confianza de traerlo una tarde a “Los Cafés del Meliá”.



Benidorm
South Beach

Superficie
38’5 Km2
39’3 km2
Sup. Urbanizable
18’5 Km2
19’8 Km2
Sup. Parcelada
6’0 Km2
5’8 Km2
Sup. Edificada
0’5 km2
1’8 Km2
Sup. Sin Edificar
5’5 km2
4’0 Km2
Sup. Estudio
7’5 km2
7’5 Km2
Longitud Water Front
4’5 km
4’4 km
Sup. Viario
1’6 km2
1’7 km2
Sup. Libre
5’9 km2
5’8 km2
Sup. Espacios Públicos
0’1 Km2
1’0 Km2
Sup. Playa
0’38 Km2
0’42 Km2
Hoteles
220
557
Camas hoteleras
40.000
20.000

Tabla de datos comparativos elaborada con la información obtenida en la Comunicación.








No hay comentarios:

Publicar un comentario