25 jun. 2014

DE UNA ALARGADA MESA REDONDA QUE NO SÉ PARA QUÉ SE MONTÓ


Por Tutatis[1], ¡qué bochorno! Que me aspen[2] si lo entiendo. ¿Mesa Redonda con el alcalde de Miami…? ¿Miami-Benidorm: dos referentes turísticos de éxito? Pues sí, pero que muy, muy, distintos.

Vale que Antonio Magraner tenga inmejorables relaciones con Miami y que él sea el nexo de unión, pero ¿de qué iba la cosa? Yo me abochorné.

Miami, de noche
A mí, el comparar Miami con Benidorm me llena de dudas. Datos, tengo a porillo; el mismísimo Benidorm en cifras me despeja todos los datos locales (¿les habrán dado algún ejemplar?), pero es que de ellos, de los de Miami, sólo tengo ahora mismo los datos del GMCVB (Gran Miami Convention & Visitors Bureau) y eso es un problema, porque el Gran Miami es Miami-Fort Lauderdale-West Palm Beach-Pompano Beach-Miami Beach-Boca Ratón-Deerfield Beach-Boynton Beach-Delray Beach-Homestead y Júpiter (que uno ha estado por allí)- y ese conjunto suma para 2013 la cifra de 14’3 millones de visitantes (13’8 en 2012 y 13’4 en 2011), de los que 7’3 millones son internacionales y otros 7 millones son domésticos; vamos, yankees que van allí de vacaciones porque van de vacaciones al Sun Belt. Y lo mejor: esos 14’3 millones de turistas se dejaron 22.800 millones de dólares.

Otro sí, digo que, por el Aeropuerto de Miami pasaron 20’1 millones de pasajeros, oiga, y el Puerto de Miami, a demás de cruceros (4 millones de pasajeros, pero es que hay 2 puertos más por allí: Puerto Cañaveral y Puerto Everglades, con 3’76 millones y 2’97 millones de pasajeros), resulta que procesa el 40% de las exportaciones de los Estados Unidos a Iberoamérica y al Caribe, que es exportar.

Benidorm, de día
No, yo no puedo comparar Miami (ni sola -412.000 habitantes [2012] ni como Gran Miami) con los 30 kilómetros cuadrados (y 72.000 habitantes) que suma Benidorm. No, yo no las puede comparar. Es que en el batiburrillo de cifras y suponiendo que comparáramos Miami con Benidorm, pues tendríamos que comparar Florida (La Florida) con Alicante (provincia) -como alguien por allí apuntó-  y… también saldríamos malparados: el estado de Florida recibió 94’7 millones de turistas en 2013… y es que le he leído al republicano Carlos Trujillo (presidente del subcomité de Desarrollo Económico y Turismo de la Cámara de Representantes de Florida) que “cada 85 visitantes generan al Estado 1 puesto de trabajo, convirtiendo a la industria del Turismo en una fuente líder de crecimiento de empleos en el Estado Dorado”. 1 pues de trabajo por cada 85 visitantes, ¡quién los pillara!

Y a lo que íbamos, a la alargada mesa redonda.

Tomás P. Regalado, alcalde de Miami
Tomás Regalado, el alcalde de Miami, es un republicano reelecto que gana de calle en su ciudad. Fue periodista y conecta bien. Recordó que “la burbuja inmobiliaria” que deflagró la crisis “tuvo su epicentro en Miami, pero la ciudad se ha recuperado gracias a la prudencia en la gestión del dinero de los contribuyentes y en la confianza en los empresarios; porque es la empresa privada la que crea empleos”. Dijo que venía a aprender, y yo me desconcerté. Bueno, se interesó por cómo Benidorm ha vencido la estacionalidad y en la multifuncionalidad de tan reducido resort, y pidió mantener la comunicación abierta.

Juan Bautista Riera, por la Cámara de Comercio, señaló la coincidencia climatológica y de playas (que yo cuestionaría con la boca chica) y señaló que Miami ha sabido definir y diferenciar la marca Miami y que funciona ahora hasta en turismo residencial. Dicho lo cual, preguntó: “¿Hemos sido capaces de conocer todas las ventajas competitivas de la marca Benidorm?” Nadie le respondió. ¿Se ha entendido a Juan Bautista?, pregunto yo. Y me respondo: ¡No! Es que habían ido a oír al alcalde de Miami, oiga.

Antonio Galván, de COEPA, se preguntó, a su vez, si “¿somos la Florida de Europa?” -refiriéndose a la provincia de Alicante-; nadie le respondió, faltaría más. En plan serio, además, se repreguntó: “¿Es eso un sueño?” -refiriéndose a lo de la Florida europea-. Prefiero no responderle. No se dió cuenta -embargado por la emoción del momento, quiero imaginar- de la capacidad exportadora… agrícola (por ejemplo) de Florida. Si hasta “Naranjito” era de Florida. Qué te digo de sandías, tomates o caña de azúcar: ¡hasta nísperos, don Antonio! Y no quiero entrar en otras facetas exportadoras industriales y tecnológicas. Ah, y le preguntó al alcalde Regalado lo del “¿qué nos falta (para ser como vosotros)?”.

Y el alcalde miamiense (miamians), nacido en Cuba -y que llegó a Miami con 14 años-, nos ofreció la primea concomitancia (porque hay alguna más, pero no seré yo quien las saque a relucir… al menos hoy): “somos ciudad donante; aportamos más que recibimos”. ¡Por fin una coincidencia! Pero expuesta esta, se acabaron. Además, explicó, hay muchas iniciativas público-privadas en marcha, interesantísimas: comunicación rápida Miami-Orlando y Miami-Miami Beach y otras.

Al que entendí poco, muy poco, fue a Toni Mayor, el representante de HOSBEC. Debo reconocer que más allá que “Benidorm se nutre de Europa y vosotros os nutrís de los EE.UU y medio mundo” no entendí nada. Luego desbarró con lo del concepto de “ausencia de ciudad compacta”. Uno de los dos (él o yo) ha pateado poco Miami.

Y al que no le entendí nada, ¡palabra!, fue al alcalde Agustín Navarro quien señaló “los problemas comunes” a ambas ciudades y la necesidad de aprender “cómo han solucionado los problemas de financiación”. Reconoció Navarro que nuestro principal problema es, hoy por hoy, la conectividad (¿del AVE con Benidorm?) y que como máxima similitud tenemos nuestra “nueva” vocación crucerista anunciando que “el primer crucero que llegará a Benidorm lo hará el 16 -o 17- de octubre, por espacio de 9 horas”. Nadie se arrancó a aplaudir.

Y tal vez por eso -y porque ya eran casi las 2 de la tarde- terminó la mesa redonda, que no fue redonda; que fue alargada.

Si de verdad hubiera sido redonda, en la que ninguna persona sobresaliera del resto, nos hubiéramos evitado un incidente de protocolo que desde donde yo estaba se vivió con total y negativa intensidad. “No te preocupes, que mañana aquí ya no estamos”, le dijo un miembro de la comitiva visitante al jefe de Prensa del Sr. Regalado, alcalde de Miami. Pues así, poco vamos a mantener la comunicación.

Me pregunto, tras el bochorno: ¿Les habrán dado un ejemplar de Benidorm en cifras? ¿Nos habrán dado ellos un documento sobre cómo se gestiona la ciudad de Miami? Allí el City Manager Johnny Martínez gestiona aquello como una empresa, y el alcalde y sus cinco concejales -uno por cada distrito- supervisan al City Manager. Y hay mucho más. Por cierto, ahora tienen por allí un problema de narices por los recortes sociales de Obama (Demócrata) y la avalancha de nuevos jubilados que ya no son como los de antes; que en todos lados cuecen habas.


Nota: Benidorm está hermanada con Miami Beach… o eso nos habían vendido un buen día de finales de los ochenta.





[1] En la mitología gala, Tutatis -o Teutates, o Albiorix, o Caturix- era Dios del Pueblo y de la Guerra, el padre de la Tribu, el rey del Mundo, el amo de las batallas, muy mentado por Asterix y Obelix
[2] Que me crucifiquen; aspar es fijar en el aspa o cruz

No hay comentarios:

Publicar un comentario