11 mar. 2015

DE LUISITO, AHORA QUE SE HA IDO CON LUIS


En el tiempo en que se gesta una vida, yo he perdido dos. ¿Yo?; bueno, su familia.

Aunque lo sintiera como muy mío, no entro en el rango familia.

Primero fue Luis, padre. Y ahora ha sido Luis, hijo; Luisito, que aunque no tenía edad para el “-ito” -ni para irse- resulta que esa era la marca identificativa y cariñosa de quien va detrás en la línea sucesoria mientras siga en el seno familiar.

Yo también fui “-ito”, Juanito; y mi padre: Juanito -Juanito “el del Cuartel”-. Antes, era peor; te ponían hasta apellido moteño. Es, me contaron, un plus de cariño, de afabilidad. Así pues, con esa base y desde estas líneas, un abrazo para ti, Luisito.

Luisito quería ser una proyección de Luis; pero Luis resultó irrepetible. No te preocupes, Luisito: a mí me pasa lo mismo. Nunca llegaremos al nivel de ellos.

Luisito era la ilusión de Luis; recíproca, aunque Luisito iba a su bola. Y tanto fue el cántaro a la fuente… que se rompió. Y cuando Luis faltó, a Luisito le faltaba tanto, tanto, que se desentendió de todo, todo, harto, bien harto, hasta irse con él.

¿Quiso?; tal vez. Es que empezó todo a venirle grande.

Pero no vean la colleja que se habrá llevado. ¡Jo!

¿Pero qué haces tú aquí?, seguro que le ha espetado Luis padre.

Ahora bien, acto seguido se habrán fundido en una abrazo único de eso que sólo los padres saben dar a los hijos; y sobre todo allí.

Y aquí se quedan Pepita madre y Pepita hija -vale, no fueron muy originales con los nombres en esta familia; pero son sangre de esta tierra- y Pilar -homenaje aragonés de Luis que tiraba mucho a baturro-. Y obviamente también se quedan Juan Antonio, Laura y Juan Luis… para cerrar este ciclo. Ellos sí, en 9 meses, han perdido a Luis padre y a Luis hijo, Luisito.

Si yo, hoy que lo despedimos, tengo el corazón en un puño, ¿cómo estarán ellos?

Lo único que me reconforta es tener la certeza de que allí estará ya todo controlado. Bueno es Luis. Luisito, ahora sí lo vas a tener fácil… pero de la bronca no te ha salvado nadie.




No hay comentarios:

Publicar un comentario