19 feb. 2017

DE NURIA MONTES: 5 estrellas GL, Top Premium, etc., etc. (I)

Pues nada, que pasó a tomar café con nosotros Nuria Montes de Diego, la secretaria general de HOSBEC. Hasta ahí, lo que podemos considerar normalidad: invitada de postín. Ahora bien, a las ocho de la tarde nos dijeron, amablemente, que necesitaban el salón, que si no…

Nuria Montes nada más llegar al Meliá Benidorm (Foto: Mario Ayús)

Y luego estaba que Nuria tenía cita en Alicante, a la que nos consta que llegó sana y salva, aunque no a tiempo correcto, y el premio que le entregaron.

Nosotros nos limitamos a una cerrada ovación, aplausos de tronío, que no se recordaban en Los cafés del Meliá desde tiempos de Indíbil y Mandonio[1]. Y si Núria llega a pronunciar la frase “Benidorm, capital europea del Turismo de Sol y Playa®”, el amigo Cecilio González se las ingenia para conseguirle en 48 horas un hueco preferente en el Salón de la Fama de Hollywood y la nombra lideresa de la causa.

Cuando yo jugaba a Voley, Tomás Borjovich nos decía aquello de salir a la pista “fácil y suelto; a triunfar”. Pues Núria, que toreaba en casa, salió así: fácil y suelta. Y sobrada. Triunfó.
Si es que pasó por los Jesuitas, por el Colegio de la Inmaculada de Alicante. Y eso infunde un plus. Además ella es Premium. Hasta me recordó al Hermano Meseguer. Yo aún me hago acompañar del número de cuando llegué a Ínfima A: 474. Y me sigue acompañando. Y eso que el colegio ha cambiado: ahora, ya con ella, era, es, mixto.

Al grano.

Lleva 22 años aquí; y le parecen “solo 22 meses; tremendamente afortunada”. No ha perdido la ilusión de aquél día -1995- en que Jordi Caballé la animó a sumarse a HOSBEC cuando Eva Martín se jubiló y sólo quedaba Pepe Cardona y un administrativo a bordo. Había comenzado -su formación es de abogado; de la UA- en COEPA y estaba en la Asociación de Hoteles de Alicante. Así que comenzó lidiando con la modernización de la estructura de la que era una Asociación Hotelera -“me apasionan los retos”- que había perdido el lastre de otras actividades y se centraba ya en la hotelería y el sistema alojativo: Asociación Hotelera de Benidorm y Comarca, HOSBEC. Funcionó tan bien que en 2001 abarcaron ámbito provincial, bajo la marca HOSBEC, y desde 2011 su ámbito es Comunidad Valenciana, “con una especialización funcional en alojamiento vacacional”.

Siempre he tenido grandes presidentes”, dejó caer como queriendo justificar su gran labor.

Tertulianos en tertulia (Foto: Mario Ayús)


Pero, ¿qué hace HOSBEC?

Ahí ya se salió. “Es difícil explicar -a la pata llana, apostillo yo- lo que hace HOSBEC”. Pero, acto seguido, aclaraba: “somos un lobby[2], un grupo de presión, de intereses propios, que defiende sus intereses ante quien sea o ante quien haga falta”. Nuria pontificaba: “internamente HOSBEC trabaja para sus socios, que sostienen la organización, procurando que sientan que el servicio de les damos cubre con creces la cuota que nos pagan; y nunca olvidamos que nos pagan empresarios”.  Y HOSBEC son hoy 237 empresas con 74.000 camas asociadas (el 75% de Benidorm). Y eso son palabras mayores: cuando tocan a una puerta son ¡setenta y cuatro mil camas! Y no hacen labor comercial; proxelitismo[3] que alguno diría. Ellos están ahí, y como funcionan bien, pues otras empresas del ámbito van y se suman: “solo integramos empresas individuales y de manera autónoma”.

HOSBEC ha saltado a la palestra en la última semana porque en nada y menos se van a nueva sede. Y ahí, Nuria, que se sabe el Catón de pe a pa, zanjó: “al INVAT·TUR va ahora la actividad de HOSBEC”. Y pocos como ella saben de qué va el Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas, INVAT·TUR. Fue Jefe de Producto de la Agencia Valenciana de Turismo cuando Matías Pérez Such fue Secretario Autonómico de Turismo. Él, de Benidorm, se llevó a la mejor: Núria Montes. Él diseñó el INVAT.TUR, y ella estaba allí. El organismo de ahora no es el que se plasmó entonces; Matías quería algo así como ‘la Ciudad del Turismo’ (eran los tiempos de las Ciudades de…) y permutaba el CdT actual y hacía muchas cosas… pero eso es cuestión de otro Post. Y hoy hablamos de Nuria Montes.

Como las instalaciones donde HOSBEC se ubica ahora mismo se les han quedado pequeñas, vencía el contrato de alquiler (28.02) y la Biblia en verso, pues… a la 3ª planta del INVAT.TUR que estaba más sola -y triste- que Fonseca[4] en verano; allí debía morar la Cátedra Pedro Zaragoza Orts, pero esa es otra historia.

Hay quien piensa que nos hemos vendido a la Administración”, dejaba caer, para acto seguido añadir con energía: “tal vez la Administración pública ha metido al lobo -de lobby, je, je- en su casa”. “HOSBEC no va a dejar de ser reivindicativo”, advirtió. Y sacó a pasear el ejemplo de ‘la cesta de huevos’ decembruna ante el mismísimo Colomer, en su casa del CdT cuando ya tenían el OK para instalarse en el INVAT·TUR. “Sólo HOSBEC ha sido dura y tajante sobre la tasa turística”, recordó; “sólo HOSBEC ha advertido contra el coste de la marca en los aviones” (los 6 kilos a Air Nostrum por volar a Barcelona)… HOSBEC va a seguir a lo suyo.

HOSBEC siempre ha sido un Pepito Grillo, que no un Beppe Grillo, en estas cuestiones. Recordó lo de la fracasada Federación Hostelera de la Comunitat Valenciana, ya liquidada por inoperante, para contrarrestar el poder de HOSBEC, que sigue viento en popa.

Y nos contó muchas más cosas, que dejo para mañana, porque el folio por las dos caras de hoy ya está negro sobre blanco. Mañana más. Esto promete.




[1] Para los de la LOGSE: tiempos de la II Guerra Púnica, allá por la segunda mitad del III aC.
[2] Insisto, para los de la LOGSE y afines: colectivo con intereses comunes que realiza acciones dirigidas a influir ante la Administración Pública para promover decisiones favorables a los intereses de ese sector concreto de la sociedad.
[3] Para ese amplio colectivo ya dos veces mencionado; y no hay dos sin tres. Proxelitismo: celo por ganar adeptos a la causa
[4] En general: Fonseca era -y es- el Colegio Mayor de Santiago el Zebedeo, de la Universidad de Santiago, fundado por el arzobispo Alonso de Fonseca en 1519. Todos lo llaman Fonseca. Y al acabar el curso, y la carrera, Fonseca se queda -se quedaba- vacío, triste y solo. Y si puedes, empeñas los libros en el Monte de Piedad… No te acuerda cuando te decía… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario