18 oct. 2011

DEL TEATRILLO DONOSTIERRA DE AYER



Siete veces, siete, he pisado "tablas" en toda mi vida. Muchas son; no me avergüenzo. Faltaría más. 


Las dos primeras como actor. En la primera, antes de los diez años, hice de Carlos El Calvo y metí mis dedos en la recia herida de Guifré El Pilòs y dejé la impronta de mis cuatro dedos, de gules, en su escudo amarillo , de oro. Ocurría en Ínfima, esa extraña categoría inicial del Colegio Inmaculada de Alicante, en los años sesenta, cuando interpretábamos un patriótico "Escudo de España"... e "inventé" la cuatribarrada. La segunda fue ya en COU, con tan sólo 16, en el festival de fin de Curso, cuando interpretaba al presentador de un telediario poniendo fin a la emisión. Mi carrera teatral no dio más de sí; menos mal.Fue por el bien de todos Uds.


Como espectador, no crean, tampoco ha avanzado más. "Hair", en plena movida snob y por aquello del despelote, mucho más que por "Aquarius"; "Cats", el musical, en Nueva York (la vertiente intenacional); un espectáculo de Moncho Borrajo, genial, en Madrid, coincidiendo con un FITUR; una zarzuela en Oviedo, en medio de un congreso de Turismo cultural; y una funcioncita infantil de mi sobrina nieta, el año pasado. de un pastor que sueña... en inglés... con lo que de poco, o nada me enteré. Pero aplaudí con furor y vehemencia a Saira y sus colegas.


Tal vez no sea para estar muy orgulloso en cuanto a mi apego al arte escénico pero, créanme, voy servido. Y a mucho honra. De cínico, nada.


Ahora, lo de ayer en San Sebastián es para ir mear y no echar gota. Desde un Kofi Annan que tiene más que callar por los chanchullos de sus hijos en su época de Gran Preboste de la ONU (y si ellos tienen ONU, nosotros tenemos DOS,)hasta una Gro Harlem Brundtland que de defensora de la sostenibilidad medioambiental se me ha pasado a marioneta de la desvergüenza. Me ha manchado de sangre de inocentes españoles, y algún sudamericano, su informe de 1987 "Nuestro Futuro en Común" con su absurda e inconcebible presencia en Donostia. ¿Cómo alguien que proponía, incluso, ética y moral para conservar el planeta se presta a esto sin tener ni repajolera idea de quien es ETA?


Yo, en siete fechas: despedida y cierre: Pero estos caraduras en unas horas han echado por tierra incluso su prestigio y el poco honor que les quedaba.


Ahora mismo quemo en la hoguera de las vanidades en Informe Brundtland. Al menos, quedarán cenizas que el viento eliminará... porque de "Nuestro Futuro en Común" la señora ya no ha dejado nada.





No hay comentarios:

Publicar un comentario