12 oct. 2012

A PROPÓSITO DE… LA FIESTA NACIONAL



Esto de que hoy sea festivo -Fiesta Nacional- se lo debemos a una austriaca (archiduquesa de Austria -emparentada con el contrayente por ser tataranieta del gran Carlos III-, aunque nacida en Moravia, concretamente en la gris y feísima Brno), Maria Cristina de Habsburgo-Lorena (a quién el pueblo de Madrid puso por nombre “Doña Virtudes”), reina de España tras matrimoniar en segundas nupcias con Alfonso XII, “El Pacificador” -también llamado “El Triste” por la peli -(¿cómo llamarán a Don Juan Carlos I?)-, cuando presidió los fastos del IV Centenario del Descubrimiento de América. Lo más seguro que la idea fuera de Sagasta (Práxedes Mariano Mateo-Sagasta y Escolar), aunque el bienio (julio 1890-diciembre 1892) presidiera el Consejo de Ministros Cánovas (Antonio Cánovas del Castillo). Y como Fiesta Nacional quedó, en rojo y feriado en almanaques y calendarios, desde aquél 12 de Octubre de 1892.

El siguiente paso se dio en 1908 con motivo del IVº Centenario de la Colonización de Puerto Rico. La cosa estaba dura después de los 110 días de guerra con los EEUU, cuando perdimos Cuba (Desastre de 1898) que nos costó, además, Puerto Rico, Filipinas y Guam. Pues con esas a cuestas, diez años después de El Desastre, los borincanos quieren acordarse de la Madre Patria y organizan fastos festivos (para distanciarse de los yankees) en el Casino Español de San Juan y en el Ateneo Puertorriqueño (en homenaje a Juan Ponce de León, que además de Puerto Rico se dedicó a La Florida -motivo por el que los yankees aceptaron-), que en 1909 la Junta de Festejos de Cádiz y para conmemorar en 1912 el Centenario de las Cortes de Cádiz recogió con fuerza buscando la comunión de ambas orillas del Atlántico, desde Cádiz a toda América, y que recogió luego la Sociedad Unión Iberoamericana.

Y ahí entró en liza Faustino Rodríguez-San Pedro y Díaz-Argüelles (bisabuelo que es de Rodrigo Rato -exministro de Aznar y expresidente del FMI- diputado que fue por Alicante en 1884) que en 1899 ya era senador vitalicio (con lo que vemos que la cosa ha cambiado poco en los últimos ciento veintitantos años después). Fue varias veces ministro con Alfonso XIIIEl Africano” (insisto, ¿cómo llamarán a Don Juan Carlos I?; se están quedando sin nombres) y llegó a presidir la Unión Iberoamericana. Así la cosa, este Faustino lanza la idea en 1913 para que se celebre lo que llamaron Fiesta de la Raza Española con el pretexto de “exteriorizar la intimidad espiritual existente entre la Nación descubridora y civilizadora y las formadas en suelo americano, hoy prósperos estados”… Y así comenzó la esto, como una fiestecilla casera hasta que en 1917 el presidente argentino Yrigoyen (en realidad, Hipólito Hirigoyen Alem) declaró este día, 12 de Octubre, Fiesta Nacional… y comenzaron a llamarle De la Raza y hoy en día le llaman (desde 2010; ¡ay los Kitchner!) Día del Respeto a la Diversidad Cultural.

En España, el Día de la Raza se oficializó por Ley de 15 de Junio de 1918, el llamado Decreto Maura (Antonio Maura y Montaner), y así se mantuvo hasta 1934…  Y terminada la contienda española, el 9 de marzo de 1940 una Orden del Ministerio de la Gobernación dijo en su artículo 7º que “Son Fiestas Nacionales Absolutas el 19 de Abril (Fiesta de la Unificación[1]), 18 de Julio (Fiesta del Trabajo Nacional), 1º de Octubre (Fiesta del Caudillo) y 12 de Octubre (Día de la Raza)… y así hasta 1958.

Lo del Día de la Hispanidad nació en Argentina de la mano del obispo Vizcarra (Zacarías de Vizcarra y Arana, un vasco colaborador que fue del cardenal Gomá -Isidro Gomá Tomás-, clave en la organización en España de Acción Católica). Vizcarra, en su etapa bonaerense, en 1926, escribió “La Hispanidad y su verbo” postulándose a favor de ese nombre, Hispanidad (frente al de Raza), que recogió, un par de años después (1926), el embajador de España en Buenos Aires, el periodista Maeztu (Ramiro de Maeztu y Whitney), quien asumió y abanderó a través de la revista Acción Española (de ideología ultra católica y monárquica; de diciembre de 1931 a julio de 1936) difundiéndolo en la península y en Iberoamérica, con buena aceptación. El 12 de Octubre de 1935 se celebró en España el primer Día de la Hispanidad. Luego vendría la guerra y la postguerra con el franquismo que vuelva a Raza, aunque el 10 de enero de 1958 un Decreto de Presidencia del Gobierno oficializa en España el Día de la Hispanidad… aunque en muchos discurso oficiales -y ahí están-, desde 1943, se alude más del Día de la Hispanidad que al de la Raza.

Y así hasta la España constitucional y monárquica de 1982 en que el 12 de Octubre es la Fiesta Nacional de España y Día de la Hispanidad (BOE 1, 1 de Enero de 1982 publica Real Decreto 3217 de 27 de Noviembre de 2011) que ya en 1987 adquiere rango de ley -Ley 18/1987 – BOE 241/87- que establece que el Día de la Fiesta Nacional es el 12 de Octubre, asociando el hecho del Día del Descubrimiento, pero prescindiendo de Día de la Hispanidad.

Bueno, para todos, aquí, hoy es el Día del Pilar, de la Virgen del Pilar, patrona de Zaragoza (1642), del Reino de Aragón (1678), de la Guardia Civil (1913), del Cuerpo de Correos (1916)… de varios cuerpos e instituciones miliares y de la Hispanidad (1945, Pío XII; Gran Madre de la Hispanidad).

Con todo esto: Felicidades a las Pilares… y a los baturros y baturras.

¡Que lo voy a hacer si yo, también, nací en el Mediterráneo…!




[1] norma jurídica dictada en Salamanca en 1937 que disolvía todos los partidos existentes entonces y creaba un partido único: Falange Española Tradicionalista y de las JONS

No hay comentarios:

Publicar un comentario