24 oct. 2012

DE LA METAFÍSICA DEL TURISMO



La verdad es que estoy conmocionado. El teletipo de Europa Press era demoledor: El 44,5% de los hogares españoles no se puede permitir una semana de vacaciones al año, según INE. Apaga y vámonos; ¿cómo hemos llegado a esto? La Encuestade Condiciones de Vida; año 2012 (Datos provisionales) se las trae.

Uno es que aún vive en la inopia tanto del “derecho a las vacaciones pagadas”, logro de 1939, como del Artículo 24 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre: Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas (1949)… y en estas estamos.

Bueno, se hablaba de que por término medio y desde los años sesenta, del orden de 1/3 de la población española no podía ni permitirse esa semana; pero es que ahora hemos superado esa barrera psicológica y situada ya en esa cifra del 44’5%.

Esto no puede seguir así…

De 1948 es el eslogan España es diferente. Se lo montó el Régimen, y si bien nació como montaraz signo identitario de lo bizarro español del momento autárquico aquél, al poco, vista la realidad de aquellos días, paso a ser tenido como indicador de la anormalidad del momento y de la excepcionalidad de España… hasta que llegó Manuel Fraga al Ministerio de Información y Turismo y lo difundió por el mundo (entiéndase Europa). El Spain is different ya figuró en la cartelería promocional de 1949, aunque entre comillas… que tenía hasta morbo. Con la década las perdió y con Don Manuel pasó a ser reclamo turístico e incluso sello de calidad.

Hemos de ponernos las pilas…

El 5 de septiembre de 1964 se celebró el primer Día del Turista… pensando en quienes nos visitaban, entonces los extranjeros; europeos en su inmensa mayoría. Hay que ir pensando en recuperar el pulso económico y laboral para que esa cifra del 44’5% baje a, seamos reales y prácticos, niveles de 2008… del 33’5% y podamos celebrar el Día del Turista Nacional que bien nos lo merecemos.

En fin, la cosas está tan como está que hasta se entiende que “los viajes de último minuto representan un 80% de las reservas”. Mucho está cambiando la cosa. El 44’5% no puede ni permitirse una semana y el resto espera a la oferta de última hora. 

La pela es la pela.



No hay comentarios:

Publicar un comentario