13 ene. 2013

DE "BENIDORM EN CIFRAS"... (I)



"Benidorm en cifras"; es una publicación que a mí me gusta mucho. Cuando llegué al Gabinete de Documentación y Estudios del Ayuntamiento de Benidorm, mediados los ochenta, me encontré con una montaña de cifras espectaculares que emanaban de Turismo y de los distintos departamentos municipales que nos hubieran hecho la vida más agradable a los plumillas cuando teníamos que redactar algo sobre la ciudad. Con mi espíritu de geógrafo añadido y en un especial del Diario ABC para uno de aquellos veranos salió un petulante “BND, éstos son mis poderes” que, reconozco, aunque abrumó… ni a mí me convenció. Era una marabunta de cifras, no un batiburrillo, que si bien evidenciaban el potencial -y hasta el tronío- que Benidorm poseía, no era apto para ser deglutido y a simple vista valorar todo lo que encierra Benidorm, una ciudad que mide cada día la calidad de sus aguas (las de beber y las del mar) y hasta los granos de arena que se salen de madre (vamos, de la playa).

No sé cómo, yo ya no estaba por allí, pero al poco Benidorm nos sorprendió con una cosita sencilla y bien hecha: “Benidorm en cifras”. Creo recordar que fue un sensacional trabajo (de recopilación y de poner cada cosa en su sitio) del sociólogo municipal (es que en Benidorm hay de todo en las Casas Consistoriales) José Antonio Núñez de Cela. Desde aquí, un abrazo.

Hoy domingo, buscando por el trastero, he dado con un “Benidorm en cifras” de 1998… y aunque habremos de esperar a mayo para el “Benidorm en cifras” de 2013, lo podemos comparar con el de 2012 y ver cómo ha cambiado esto: Benidorm. Recomiendo que se hagan con uno; el 2012 lo pueden descargar en http://portal.benidorm.org/nuevociudadano/sites/default/files/benidorm_en_cifras_2012.pdf

Bueno, la situación no ha cambiado nada en 14 años… ni en siglos: 38º 32’ N00º 08’ W. Uf, qué alivio. Pero mira, sí ha cambiado lo de la superficie; han mejorado las técnicas a la hora de comprobar los deslindes. En 1998 decíamos que era de 3.788 hectáreas y en la última edición, contabilizado el Dominio Público Marítimo Terrestre, se señalan 3.817 Has. que si restamos ese dominio y entramos en la Superficie Administrativa real de Benidorm estamos en las 3.702 Has. Veo que ha aumentado en 14 años la superficie urbanizada: de 733’43 a 1.629 hectáreas, que ya representa el 43% del término municipal. Y el 57% está libre de urbanización; ¡que se diga!

También hay un apartado especial para la Isla de Benidorm: a 1’85 millas de la costa, 69.030 m2 (48.529 m2 de superficie administrativa) y 73 metros de altura máxima.

A propósito, la altura máxima del término municipal sigue siendo el Collado del Llam, de 965 metros, al que se puede acceder (lo digo por los senderistas) por el PR-CV-17.

Mira, un detalle: “Temperatura del agua del mar”. La temperatura media (tm) del período enero-mayo en 1997 (claro, en 1998 tenemos los datos de 1997, como en 2012 los de 2011) fue de 15’8ºC y en 2011 fue de 15’8ºC. Vamos, que bañarse cuando no es verano tiene eso de que el agua está fría. De junio a septiembre  la cosa estuvo mejor: de los 24’4ºC en el 97  a los 25’8ºC en el 2011; y de octubre a diciembre de 19’2ºC  frente a 19’7ºC. La tm anual fue de 19’8º C en 1997 y de 20’0ºC en 2011. Vamos, que lo que es bañarse… cuando toca. Bañarse en el mar, se entiende ¿no?

En cuanto a la temperatura ambiental terrestre, la cosa ya es distinta: en 2011 hizo más calor, unos 4º más de media. En agosto 2011 llegamos a los 35’53ºC, frente a los 32’3ºC de 1997. Vamos, que las temperaturas veraniegas álgidas del día han subido… y han bajado bastante las medias mínimas invernales, del orden de 4ºC, con el añadido de la proliferación de las noches tropicales veraniegas; los 20’6ºC de media de las mínimas de julio-agosto-septiembre de 1997 llegan a los 21’6ºC en 2011.

¿Y las lluvias? Bueno, estamos en un territorio indigente en este tema, y los 349 litros por metro cuadrado de 1997 son equiparables a los 351 l/m2 de 2011. En 1997 tuvimos el tradicional episodio de gota fría en septiembre… y en 2011 fue en noviembre. Vamos, lo de siempre: estamos que ni gota, ni gota… y de repente se nos abren las cataratas del cielo y en un día, al menos, casi la mitad del año. Indigencia hídrica hasta que nos cae la mundial. Y así llevamos desde cuando Noé… o antes.

En el <Benidorm en cifras 2012> ya se dan, además, los datos de la radiación solar media (por aquellos de los UVA), cosa que en 1998 no se ofrecía.

Y más cosas. Las playas no han variado mucho: la longitud viene a ser la misma (2.084 m en 
Levante, +/- 3.100 m en Poniente y los 120 m clavaos de Mal Pas). Entre Poniente y Mal Pas se me van 5 metros de una edición a otra; debe ser cosa de hasta qué piedra medir que no sea ya arena. La superficie de arena es la misma en ambos estudios, 274.424 m2; daremos por buena la cifra ya que llegar midiendo hasta el punto exacto donde rompen las olas del mar se las trae.

Apenas si hay más hamacas en 2011 que en 1997 (6.300 frente a 6.000) y menos sombrillas (1.800 frente a 2.000); la gente quiere más sol y quemarse más a gustito. Pero ha aumentado el número de papeleras, cabinas de aseo, juegos infantiles, plataformas acuáticas, etc. Incluso biblio-playas, zonas lúdicas, pasarelas y puntos accesibles para minusválidos. También hay más personal de dotación de Policía de Playa, socorristas, embarcaciones y sanitarios. Hemos ido a mejor en estos 14 años.

Estos “Benidorm en cifras” van a ser como la bota de Charlot. La voy a meter y sacar de la olla, para hacer caldo de Post, hasta que el cuero parezca papel cebolla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario