25 feb. 2014

DE BENIDORM Y DE LAS SMART CITIES TURÍSTICASSSSS


El Foro Internacional de Turismo de Benidorm de este año (de 2014) va de los llamados “Destinos Turísticos Inteligentes” (DIT’s) una posibilidad aplicada de las Smart Cities.

Bueno, el Foro ha pasado a ser bianual (en 2014 toca) y así se prepara más y mejor, dicen,… y se implica a más gente. Hay novedades. Ahora entra también, en el Concurso de Ideas Pedro Zaragoza Orts, la profesionalidad en un apartado específico que acude a la Universidad a través del programa INVAT.TUR Emprende.

De las Smart Cities ya dejé una pincelada en junio de 2013, al respecto de la “chorrada” que en ese campo iba a aplicar el Ayuntamiento de Benidorm (¿?).

En el INVAT.TUR, el 21 de febrero, el profesor Josep Ivars Baidal (Instituto Universitario de Investigaciones Turísticas, UA), y enmarcado en el Foro’2014, vino a contarnos cómo estaba esto del concepto “Smart City” y la acepción DIT’s (Destinos Turísticos Inteligentes).

Fundamental, dijo Ivars, esto de sumarse al concepto Smart City es “el análisis de experiencias”; es que hay muchos experimentos aún en marcha y esto no pasa de “paradigma asentado”. Es que lo de las Smart Cities es un “concepto que ha hecho fortuna” y está etiquetado por ahí desde los años 90 (EE.UU.)… aunque no fue hasta 2007 cuando la UE realizó un trabajo de análisis y planificación, que es referencia. Y luego está el Plan Nacional e Integral de Turismo de Gobierno de España (PNIT 2012-15) que lo tienene en cuenta y contempló el Proyecto deDestinos Turísticos Inteligentes, a través de SEGITUR.

Vamos que, para saber si estamos en la órbita Smart City es cuestión de hacérnoslo ver: hay 74 indicadores (algunos con importante componente retórica, digo yo) y 31 factores calve. Se trata de un concepto totalizador y si Ud. (su ciudad) los cumple… pues… es una Smart City. ¡Bravo! Luego, para el caso DIT hay incluso un Subcomité de Destinos Turísticos que revisa la radiografía que Ud. se hace y le concede la medallita del SC-DIT.

No es sólo un concepto para “nuevas” ciudades, explicó Ivars; “las ciudades ya consolidadas pueden desarrollar el concepto por barrios”, no en balde se trata de una concepción de “economía urbana”: autosuficiencia de las células urbanas.

Para la Comunitat Valenciana hay “un modelo DTIpropio que se basa en la voluntad de evolución que demuestre la ciudad candidata a partir de su diseño urbano, la gobernanza (la Ley de Transparencia lo pone más fácil), un enfoque operativo de la sostenibilidad (desde el punto de vista de la eficacia), una excelente conectividad para crear una economía digital”, una “sensorización” (de saber utilizar los “sensores” y como “sensor” hay una buena retahíla de ellos) total que mejore la gestión de la ciudad, la lógica orientación hacia la inteligencia de servicios”, el consabido protagonismo de la innovación y, aplicar -y cuanto antes, mejor que mejor- la e-Administration. ¡Casi ná, Josep! Por cierto -y sin acritud-, es lo mismo decir e-Administration que “oficina sin papeles”; y esto lo entendemos todos.

El profesor Ivars nos metió en el Ciclo Hype de la Tecnología y en los grandes proyectos que hay dando vueltas por el mundo para darnos el mazazo de que, tras una encuesta, en la Comunitat Valenciana “no se utilizan muchos aspectos tecnológicos en las ciudades”; lo más, “el marketing en redes sociales, algunas apps en móviles, unos pocos códigos QR y, todo lo más, áreas de wi-fi libre”.

Claro, a la vista de la realidad se diseñó un Plan Director con 3 propuestas para Smart Cities: para ciudades (medias y grandes), para municipios turísticos de importancia (no mentemos la bicha…) y para municipios pequeños con “un enfoque supramunicipal del proyecto”.

Hombre, como base de trabajo no está mal. Falta, obviamente, un liderazgo claro para acometer el proceso. Puede que llegue a salir del consenso con los agentes sociales, pero… No sé yo, con la que está cayendo, viendo cómo está el parque. Para Ivars, “hace falta un Smart Office que asuma la coordinación, incluso el liderazgo”, a modo de una ADL actual (pero avanzada) “que contemple un plan para su integración en red y una ejecución monitorizada del mismo”.

Ivars señaló que a día de hoy “el problema no es tecnológico”. Tecnología hay a porrillo y mucha de low cost; pero “disponer de tecnología no nos convierte ni en Smart City ni en DIT si no cambiamos la mentalidad y la cultura empresarial”.

Tengo debilidad por el trabajo del profesor Josep Ivars; un tipo genial, un profesional inconmensurable -siempre varios pasos por delante- y un amigo. Pero eso de cambiar mentalidades y culturas… Claro, “esto no se hace de la noche a la mañana”, le dijo a la concurrencia.

Y terminó con lo de siempre: “se necesita tiempo, estrategias, planificación, recursos humanos y recursos tecnológicos”. Vale Josep que “es la evolución natural”, pero cuán caro y largo me lo fiáis.

Y eso que yo estoy por la labor; pero no veo en Benidorm líder que lidere, caudillo que acaudille, director que dirija, capitán que capitanee o guía que guíe ésta -más que interesante- movida. En ocho meses, en el Foro Internacional de Turismo de Benidorm, lo vemos.

Bueno, por esta mañana lo dejo.

Me subo al INVAT.TUR que hoy se presenta el Barómetro de Redes Sociales y Destinos Turísticos de la Comunitat Valenciana -el 2º; que el 1º ya se publicó el año pasado. Compararemos- y hasta nos van a mostrar el perfil del “viajero social en España.





No hay comentarios:

Publicar un comentario