3 feb. 2013

DE AQUÉL BENIDORM CASI NAPOLEÓNICO



Bueno, aquello fue como si de repente, saltando dos mínimos minutos de presentación -y por educación-, se abrieran al unísono las cataratas del Niágara y del Iguazú (que son las que conozco y puedo dar fe de su caudal y grandiosidad). En algunos momentos parecíamos estar, en el café de “Los cafés de Meliá” que abría el mes de febrero, en la mismísima Garganta del Diablo por el torrente de datos que César Evangelio nos brindaba.

César Evangelio.
Foto Mario Ayús
Este abogado que profesionalmente simultaneó Valencia con Benidorm hasta que le pudo más esta bahía que mira al sur, se ha convertido en un investigador infatigable de aquellos años de los siglos XVIII y XIX que vividos por aquí resultan también, aseguró y convenció- muy interesantes. Se me ha hecho Evangelio de la Asociación Napoleónica Valenciana y… ya que te invistes de soldado de aquellos días, investigas cómo fue la cosa.

De su paso por la Asociación de Fiestas Virgen del Naufragio (patrona de Benidorm) ha quedado un libro (que parece que pronto se editará) y varios proyectos más plasmados en las últimas fiestas y en su Llibret de Festes. Y dice que hay para cuatro libros más (como el que esperamos) sobre aquél Benidorm de aquellos años. Si él lo dice, que lo ha investigado aquí y allá…

Se lo sabe todo de aquellos seis años de la Guerra del francés, el antes y el después. Coincidimos en que “Guerra de la Independencia” fue algo que se inventaron con los años. Aquello fue la Guerra del francés.

Época fascinante en Benidorm, a finales del XVIII y principios del XIX…”.

Pues no que resulta que a la señora de Benidorm, de los mismos Fajardo aquellos del Reg Major de 1666, le pilla aquél mayo de 1808 en Benidorm y pariendo. Es que resulta que su marido era capitán de la Guardia de Corps… y ya sabemos lo que aquella unidad, de la que el padre de la Señora era el jefazo, había tenido que ver en los acontecimientos previos (destitución de Godoy y de Carlos IV)… y termina en el Ejército de Andalucía… y está en la batalla de Bailén y en otras escaramuzas más, y… cae prisionero en la batalla de Uclés (donde le dan por muerto)… y se lo llevan a Francia… y entra en París (¡qué historia!) persiguiendo a Napoleón que llega derrotado de Rusia con los restos de la Grande Armée… y regresa a Benidorm al cabo de los años. ¿Lo sabían vivo los Fajardo?, ¿qué hizo la Señora de Benidorm, con su niñita, aquellos años? En el libro de Evangelio consta. Piensa, pensamos, que como estaba la cosa nada más sentir la primavera la mandó lejos de la Corte, a lugar tranquilo. El tiempo le dio la razón al capitán Berní.

Sólo 4 benidormenses aparecen en este primer libro. Es que ser soldado entonces, leva forzosa, tenía sus cosas… y tampoco el pueblo daba para más.

En sus investigaciones da Evangelio con Francisco Pérez, de 18 años, casado -de prisa y corriendo porque iba a ser soldado- con Blanca Isla, moza también del pueblo. Lo destinan al Regimiento de Infantería de Borbón… y muere durante el 2º Sitio de Zaragoza. Entonces el párroco sólo anotaba en sus libros los muertos de los que él se hacía cargo (para su entierro), pero se anota este fallecimiento porque la viuda solicita, durante el Bienio Liberal, pensión.

Investiga a muchos para componer su historia: algún polaco que luego lega su apellido a una saga benidormera, Domansky-Pillet; los Espadich que llegan desde Dalmacia huyendo de Napoleón; los franceses Verdin/Berdin, los Minet… hasta un vicecónsul de su Majestad siciliana, pues de Sicilia llegaba el trigo que se necesitaba por estos lares.

Hay muchos episodios por descubrir en lo que cuenta César Evangelio, desde la breve llegada de los franceses a Benidorm (desde Alcoy), lo del título de “Ciudad del Emperador”, lo del canal que pretendieron abrir por lo que hoy es el Paseo de la Carretera y comunicar Levante con Poniente, lo de las Milicias Honradas de la comarca, o las elecciones de 1811 por sufragio universal…

Habrá que esperar a leer el libro que en un par de meses estará en la calle, pero como dijo César Evangelio nada más abrir las compuertas de este tremendo aluvión de datos, fechas, nombres, episodios y hechos en torno a Benidorm en la Guerra del Francés… “Época fascinante en Benidorm, a finales del XVIII y principios del XIX…”. Y nosotros que creíamos que esto era más bien nada.


PD. De algo de César Evangelio ya hablamos en un Post en noviembre pasado


No hay comentarios:

Publicar un comentario