24 feb. 2013

DE UN PASADO DE BENIDORM; CON ANTONIO COUTO EN “LOS CAFÉS DEL MELIÁ”



Antonio Couto De Granja en la
Tertulia "Los Cafés del Meliá"
Foto: M. Ayús
Tenía yo ganas de tener en nuestra tertulia de “Los cafés del Meliá” a Antonio Couto de Granja, licenciado en Historia (UA), experto en archivística, Archivero-Bibliotecario del Ayto. de Benidorm y profesor asociado de la UA. Es que Antonio es un “tío enrollao” que dirían las generaciones de mis hijas y sobrinas. Me lo cazó Ayús para la tertulia y… hasta que vino la Guardia Civil a ver que nos pasaba, por si se trataba de un secuestro: más de tres horas y media sin dar señales de vida estuvimos. Y porque la sala del Meliá había que dejarla libre, que si no…

Antonio Couto llegó a Benidorm, tras conseguir la plaza por oposición, el 9 de enero de 1984… y coincidió en que ese mismo año se comenzó a apostar más por el Benidorm de los de Benidorm. Fue 1984 un año especial; llegó también sociólogo Núñez de Cela y algunos más que revolucionaron este Benidorm, como José Miguel Iribas.

En fin, que 1984 trajo más presupuesto, más personal, más colaboración…  Y con esos mimbres Couto cambió el concepto de servicio público en la Cultura y en un par de años la Generalitat Valenciana ponía ya de ejemplo a Benidorm como gestión de bibliotecas y archivos. Hoy, Benidorm tiene la segunda red de bibliotecas de la Comunitat, sólo superada por la ciudad de Valencia. Vamos, que nos bebemos hasta el agua de los floreros, no paramos de darle marcha al cuerpo, tomamos el sol hasta las quemaduras de tercer grado y tapeamos hasta hacer cotizar el colesterol en los mercados de Wall Street; pero nuestras bibliotecas y sus eventos culturales no paran. Y a todo esto hay que añadir las “Biblioplayas” que han despertado el interés de televisiones de toda Europa: leer a la vora de la mar, a 35º, debajo de un artístico sombrajo… y faltan plazas.

Couto despejó muchas dudas y anuló bulos locales. Así, “desde la llegada de don Pedro Zaragoza la Alcaldía (1950) el Archivo Municipal está íntegro; desde la mitad del XIX falta algo y con anterioridad a esa fecha… se trabaja por integrarlo”. Así sabemos que “Benidorm compró una casa en 1732 para constituir en ella el Ayuntamiento”.  Así, que “en el Archivo Personal de Don Pedro Zaragoza, que éste donó a la Universidad, no hay ningún documento que no fuera de la propiedad de don Pedro”, y la Universidad tiene un equipo que lo ha analizado y organizado. Así, que “la colección de piezas arqueológicas es muy completa y que pronto estará en el Museo de Boca del Calvari”. Así, que “la Urbanización Mont Benidorm no enterró ningún resto arqueológico”. Estéticamente se puede decir mucho contra ella, pero en ese sentido nada. La carretera que subía al Tossal (años 50) si cruzó el poblado y lo destruyó, el viejo Cuartel de Carabineros (luego ocupado por la Guardia Civil) estaba sobre “el Santuario”, y algunas modernas construcciones sí destruyeron las laderas de lo que el Padre Belda (y Schluten) llamaron “la Factoría”. A Dios lo que es de Dios y al César… lo suyo.

Antonio y tertulianos. - Foto: M. Ayús
Bueno, Antonio nos contó de que se enteró de la existencia de “cajas con materiales en el Almacén Municipal” mediados los noventa…  y así se recuperó muchísimo de la Historia de este pueblo que nunca antes nadie había valorado. Aquellas cajas no sólo contenían las donaciones de don Luis Duart Alabarte (cura-párroco de Benidorm entre 1950-1983) sino también lo encontrado por los arqueólogos Tarradell y Ramos (1956), así como algo del incansable padre Belda. Y ahí ya entramos en lo del Proyecto Sertorio (UA) que ya tuvo su Post y que sitúa el Tossal de la Cala como un castellum romano y a sus pies el poblado ibérico similar al del Racó/Tossal de les Bastides. Con todo esto, “La Colección Museográfica del Ayuntamiento de Benidorm es muy completa y variada, aunque contiene algunas piezas de procedencia poco datable”.

En el Museo de la Ciudad, en la Boca del Calvari, estará todo expuesto cuando se complete la obra. Allí se expondrán piezas desde el Calcolítico a hoy, con salas especiales para las Cartas de Poblament, los Fajardo de Mendoza y, cómo no, la relación de Benidorm con el corso y los guardacostas, la marina mercante, la marina militar y la almadraba. También para los comienzos del Turismo. La casa de l’Hort de Colón, completará esta visión de la Historia de Benidorm con otra exposición permanente sobre el cómo se vivía en aquél Benidorm del XVIII al XX.

Una de las cosas que Couto y su equipo han puesto en marcha con notable éxito han sido las Rutas por Benidorm; puesta en valor del patrimonio local y los hechos históricos. En la primera se reconstruye la historia de este pueblo a través de un paseo por el Casco Tradicional, la segundo nos lleva a Serra Gelada (Parque Natural) con la Torre de les Escaletes y las minas de ocre, y la tercera nos llevará al Tossa de la Cala y a la Torre Morales. Tiene dos rutas más en cartera: la del Reg Major de l’Alfàs y Lliriets, que programa junto a Francisco Amillo, tertuliano, catedrático de Historia e investigador de los paisajes del Agua de Benidorm, y la ruta de la Gent de l’Almadraba de Benidorm, que conseguiremos que haga. Esto de las rutas ha contado con un inesperado inconveniente: la irrupción de los guías de turismo que han protestado porque, dicen, hay intrusismo (Vamos, no me jodan. 
¿Intruqué…?). Yo creo que esto se lo deberían hacer mirar los guías. Hay guías y guías, y por muy titulados que estén, a más de uno se le deberían caer la cara de vergüenza de contar lo que cuentan.

De todas maneras Couto ha guionizado estas visitas y los guías deberían aprenderse todo lo que en ellas se cuenta… porque esa sí es Historia de Benidorm. Uno/a se puede apuntar a estas rutas en el Dpto. de Patrimonio Histórico de Benidorm (Planta Baja, Ayto. Benidorm 96 681 54 86)

Bueno, el paso de Couto por “Los cafés del Meliá” dio para mucho más; pero no lo vamos a contar todo. El que quiera saber más, que se informe donde procede.



No hay comentarios:

Publicar un comentario