5 nov. 2012

DE LA FRANKENSTORM… SANDY, LA TORMENTA DE FRANKENSTEIN



Hasta hace nada, cuando oías Sandy… la neurona activada te llevaba a Shandy, cerveza con limón (Shandy Cruzcampo) o a la almibarada canción Sandy, de “Grease”, donde Travolta cantaba apesadumbrado, pensando en el qué dirán, aquello de “Abandonado en el autocine, me ha llamado imbécil (o loco); ¿qué dirán el lunes en el instituto?…”. La letra h (en Shandy), muda, ni pintaba ni cortaba en la membrana auditiva.

Pero desde hace nada, Sandy es casi, casi, una palabra maldita que unir a la terrible lista de los huracanes más destructivos en los Estados Unidos. Sandy pasó por más sitios y dejó su rastro (Cuba, Haití, el Caribe…) pero unos por otros, aquí, lo que tarifa es el daño en los EE.UU. (que dice Fundéu-BBVA que es mejor poner eso que USA; otra opción es EUA).

Los yankees (sobre esto no ha dicho nada aún Fundación del Español Urgente… que yo recuerde), muy teatreros, en cuando la vieron venir lo que podía ser un choque de trenes empezaron a ponerle aureolas de terrorífica hasta que un meteorólogo (Jim Cisco, de la NOAA) por aquello de la conjunción del huracán Sandy en su deriva norteña, un ciclón extratropical invernal temprano (del Oeste, a los que no les ponemos nombre) y una irrupción de aire ártico (desde el Norte) la llamó ‘Frankenstorm”… “la tormenta de Frankenstein”; vamos, un monstruito… ya que se acercaba Hallowen. Y no ha decepcionado.

Sandy podría hacer una remontada, como Vettel ayer en Abu Dhabi, y ponerse en el 2º lugar (o tal vez primero) del triste ranking de huracanes puñeteros. Hasta ahora la cosa estaba como refleja esta tabla (de elaboración propia):


Nombre
Fecha
Daños por valor de
Estados afectados

1
KATRINA
Agosto, 2005
46.591
Millones $
AL, FL, GA, LA, MS, TN
2
ANDREW
Agosto, 1992
22.939
FL, LA
3
IKE
Septiembre, 2008
13.050
 AR, IL, IN, KY, LA, MO, OH, PA, TX
4
WILMA
Octubre, 2005
11.676
FL
5
CHARLY
Agosto, 2004
8.755
 FL, NC, SC  
6
IVÁN
Septiembre, 2005
8.328
DE, FL, GA, LA, MD, MS, NJ, NY, NC, OH, PA, TN, VA, VW  
7
HUGO
Septiembre, 1989
6.835
GA, NC, SC, VA, Puerto Rico e Islas Vírgenes EE.UU.
8
RITA
Septiembre, 2005
6.379
AL, AR, FL, LA, MS, TN, TX     
9
FRANCES
Septiembre, 2004
5.382
FL, GA, NC, NY,
10
IRENE
Agosto, 2011
4.300
CT, DE, MA, ME, MD, NC, NH, NJ, NY, SC, PA, RI, VA, VT, WA-DC

El cálculo del coste del siniestro lo he obtenido del Instituto de Información de Seguros (Insurance Information Institute).

La nota de AFP del 1º de Noviembre señalaba que Eqecat, un consulting que mediante software evalúa riesgos y catástrofes, calcula que los daños podían llegar hasta los 50.000 millones de dólares… y los costes de las aseguradoras en unos 20.000 millones de dólares (éstos no computan para el ránking ese de antes). En esto de “daños asegurados”, Katrina se llevó la palma con 60.000 millones. Las estimaciones de Eqecat han sido corroboradas por la estimación de Moody’s (la puñetera que nos baja de letra en cuanto nos descuidamos): 30.000 millones en “hogares e infraestructuras” y 20.000 en “pérdidas de producción” (del sector financiero)… pero como el PIB de los EE.UU. es de 15’6 billones, con b, de dólares… Moody’s no cree que les afecte. Y aún deberán pasar un par de meses para llevar las cifras a “buenas”.

Sí, aún es pronto para decir si Sandy se me va a colocar en cabeza de mi ránking, pero ha sido un palo. Los huracanes como Sandy se han sucedido desde siempre. Ya les conté que los taínos, los habitantes precolombinos del Caribe y la Antillas, transmitieron a los españoles de Colón, y posteriores, que cuando Jurakan, su dios del mal, hacía de la suyas, lo mejor era estar a cubierto y lejos de la costa. La Ordenanza de la Mar Océana prohibía a los barcos de la flota española, ya en el siglo XVI, hacerse a la mar en la temporada en que Jurakan está  cabreado (junio-noviembre). Y en cuanto se les pasaba por alto esto (por no tener que retrasar la mercancía 3 o 4 meses, con la falta que hacían en la península los metales que por lo general transportaban), barco a pique… y tesoro para Odyssey.

La verdad es que ahora con el desarrollo de los Medios de Comunicación, estos desastres naturales cobran dimensiones espectaculares: es imposible ocultar sus destrozos (incluso en Santiago de Cuba). Tal vez estemos ante una tendencia al aumento de su intensidad; pero es que al mismo tiempo las zonas de costa están más pobladas y ofrecen más riesgos. Lo de esta vez, con Sandy ha sido la conjunción de 3 individuos atmosféricos: la Frankenstorm.

Lo único que echo en falta de todo esto es ahora un reportaje de Suzanne M Daley, con fotos del puñetero Samuel Aranda, publicado en el NYT diciendo algo así como EE.UU, austeridad y hambre. Samuel Aranda, de Santa Coloma de Gramanet, es el fotógrafo que en septiembre publicó las fotos que quiso en su retrato negro de España. Ahora podría disparar millones de fotos en aquellas tierras asoladas por Sandy. Pero no lo hará. Lo suyo era hacer daño aquí.

Hasta la réplica de la Bounty (HMAV Bounty), la del botín de 1789, que usaron en Piratas del Caribe, se la ha llevado Sandy a pique.


No hay comentarios:

Publicar un comentario