27 may. 2013

DE CUANDO EL OCÉANO PACÍFICO ERA CONOCIDO COMO “EL LAGO ESPAÑOL”… Y DE LA EMBAJADA KEICHO ( y II )


Philipus Franciscus Faxicura
Con pompa y solemnidad el rey Felipe III terminó por recibir a la Embajada Keicho el 30 de enero de 1615, pasadas las Navidades y liturgias del Año Nuevo, y Hasekura Tsunenaga tuvo oportunidad de entregarle la carta del daimyo Date Masamune, señor de Sendai, ofreciendo un tratado comercial. Cómo la embajada japonesa debía ir a Roma hubo compromiso de redactarlo y tenerlo dispuesto a la vuelta. En estas que el 17 de febrero de 1615, en Madrid, me bautizan al samurái (en el Monasterio de las Descalzas Reales) y le imponen el nombre de Felipe Francisco Hasekura, que como lo hacen constar en latín se puede leer Philipus Franciscus Faxicura en los documentos del momento. Pasó 8 meses en Madrid y mantuvo continuas reuniones con el duque de Lerma, valido del rey, y con el príncipe Felipe Domingo Víctor, futuro Felipe IV, con quien entabló amistad.

Ruta europea de la Embajada Keicho
El 15 de agosto de 1615 partió la comitiva nipona de Madrid camino de Roma, objetivo místico de la Embajada Keicho. Les esperaba el Papa Paulo V. Y mientras viajaban hacia Barcelona, para embarcar rumbo a Génova y seguir hasta la Ciudad Eterna, el Consejo de Indias ya había mandatado que no habría tratado mientras no se respetaran las vidas de los cristianos del Japón. Antes de llegar Hasekura a Barcelona ya había recibido la orden del duque de Lerma el embajador en Roma, conde de Castro, de que el Papa no se comprometiera con Hasekura. Yo no sé cómo la orden llegó mucho antes que el barco, pero casi lo mismo ocurrió cuando llegaron a Coria con las noticias del propio Japón.

Título de Ciudadano Romano
del samurái Hasekura
El 1º de noviembre de 1615 entró la Embajada Keicho en Roma. El día 3 de noviembre, con premura y en el Sacro Colegio Cardenalicio, le recibe el Papa. El protocolo pontificio guarda toda la documentación de aquella jornada… y por ella sabemos que el Papa se comprometió a enviarle misioneros (nombró a Sotelo obispo de Mitsu) pero no se atrevió a interceder ante Felipe IIIEl Piadoso” sobre el acuerdo comercial. El Senado de Roma, por su parte, otorgó a Hasekura el título de Ciudadano Romano (que se conserva, junto a otros efectos del samurái, en el Sendai City Museum) y bautizaron al resto de los samuráis que le acompañaban… y se pintaron frescos en el Quirinal donde aparecen los miembros de la Embajada… y pasaron las Navidades en Roma.

El 7 de enero de 1616 partían de Roma y en Citavecchia (donde también tiene estatura Hasekura) embarcaban rumbo a Génova, desandando el camino con orden expresa de no recalar en Madrid; directos a Coria. En Coria recibieron el 12 de julio una carta de Felipe III animando a continuar los esfuerzos en pro del cristianismo y del espíritu comercial. Allí en Coria supo Hasekura que desde 1614 Date Masamune protegía a los cristianos de la persecución ordenada por el nuevo “Universal Señor del JapónTokugawa Hidetada, pero que la cosa estaba “mu malita” para los cristianos.

El 4 de julio de 1617 -tras casi 1 año de estancia suya en Coria- partirá Hasekura de Sanlúcar de Barrameda rumbo a Veracruz. De ahí a Acapulco, y por mar hasta Manila a donde llegaron el 18 de abril de 1618.

Hasta julio de 1620 -dos añitos de nada- no conseguirá el samurái el dinero necesario para emprender el regreso a Japón. Pisará suelo patrio en Nagasaki (Isla Kyushu), a finales de agosto, tras siete largos años de periplo de la Embajada Keicho. Aún deberá llegar a Sendai (isla Honshu) para contar al daimyo los resultados de su fracasada misión europea ante el rey de España y el Papa. Una vez que Hasekura reportó ante el daimyo Date Masamune, éste dicto medidas contra los cristianos y aplicó las órdenes contra los extranjeros imperantes en todo Japón.

El colofón: en 1624 se ordenó que solo 2 barcos por año podían atracar en puertos japoneses: uno holandés y otro inglés. Ninguno español.

Bueno, pues a pesar de ello vamos a celebrar el Año Dual España-Japón; dice que 400 años de ¿relaciones?

Yo, con todo, no lo veo mal, aunque -para mí- el colmo es que las mascotas del año Dual España-Japón, un japonesito saludando a un españolito, las ha diseñado Mariscal (jódete Pascual). A ellos no les ha puesto el típico kasa, pero a nosotros nos ha puesto una boina calada hasta las cejas… en plan garrulo cum laude. Vean, si no, y detecten quién de estos dos es el españolito… como en las pruebas de agudeza visual de Forges. (Menos mal que "no m'han capao la boina")

En fin, cuentan en la Embajada de Japón que los tiempos han cambiado; ¡Viva el año Dual España-Japón, Japón-España!




Inauguración de la estatura de Hasekura
en Coria del Río, mirando al idem
PD. 1.- Algunos miembros de la Embajada Keicho que se habían “aclimatado” a Coria del Río… se quedaron. Sus descendientes llevan hoy el apellido “Japón”. No eran los samuráis y ninguno era de origen bushi (noble; dicho sin retintín) por lo que al carecer de apellido, a la hora de cristianar, les endilgaron lo de “Japón/Japonés”.


PD.2.-  Hasekura terminó sus días en Sendai (07.08.1622); hay una tumba en el templo budista de Enfukuji (hoy Zoigan) con su nombre, y otra estatua suya en Sendai. ¿Abandonó del cristianismo para salvar su vida? Se conservan algunas de sus pertenencias; fue un famoso samurái.

Réplica del "San Juan Bautista" y Centro de Interpretación
de la aventura de la Embajada Keicho
PD.3.- En Japón, en Ishinomaki (isla de Honshu) se conserva una réplica del “San Juan Bautista”, el barco con el que Hasekura y la Embajada Keicho realizó la visita a España-Roma. Es un “nanbam-sem” (nave bárbara del Sur), tipo galeón español, y se ubica en una especie de exposición temática permanente sobre la Embajada Keicho, muy visitada. El barco sobrevivió al terremoto (y tsunami) de Tohoku (11.03.2011… el de Fukushima) y que ahora es el símbolo de la reconstrucción de la ciudad. Está un poco al norte de Fukhusima. Sendai se llevó el mazazo del tsunami e Ishinamaki quedó destrozada.


PD.4.- El escritor japonés Shisaku Endo contó en su novela “El Samurai” (Ed. Edhasa) las peripecias del samurái Hasekura Tsunenaga


PD.5.- El INEme dice” que con el apellido “Japón” hay hoy (2012) en España mil novecientas dieciocho (1.918) personas repartidas por 14 provincias españolas. Bueno, si en una provincia hay menos de 5 ciudadanos con ese apellido, no entran en el listado… con lo que lo mismo hay 2.000...




No hay comentarios:

Publicar un comentario