28 may. 2013

DE IR A HABLAR SOBRE APARTAMENTOS TURÍSTICOS… Y HABER ECHADO A PERDER LA TARDE


Se celebró el 3er Congreso Nacional de Apartamentos Turísticos, en Benidorm (16 y 17 de mayo), y quisimos saber cómo estaba la cosa -a congreso pasado- el viernes 25 en Los cafés del Meliá.

Esto del alquiler de los apartamentos turísticos es algo que no todos ven con buenos ojos. Me refiero a lo de los particulares que alquilan sus apartamentos como apoyo económic,o o incluso aquellos que invirtieron en varios y los explotan (actuando como “agencia”) y los comercializan a través del boca a boca o por la red.

Y en la Comunidad Valenciana, por ejemplo, “apartamentos turísticos” los hay reglados e… ilegales.

Si están inscritos en el Registro de la Consellería de Turisme se pueden alquilar. Si no están inscritos y se alquilan, pues… estamos ante una ilegalidad… a menos que se los facilitemos a una agencia reglada para que los alquiles… y entonces deberemos declarar estos ingresos. Estamos pues ante una situación peliaguda. 

Es que hay agencias que se dedican a alquilar apartamentos y no todos son directamente de ellos. Y no hablamos de apartoteles.

Manuel Cabezuelos,
presidente de APTUR
(foto Mario Ayús)
Estas agencias están en lucha perpetua contra el “intrusismo”. E “intrusos” son todos aquellos que sin estar dados de alta como agencia alquilan apartamentos. En esa lucha está la Federación Española de Apartamentos y Viviendas Turísticas y en Benidorm lidera la cuestión APTUR, de la que es presidente Manuel Cabezuelos.

Ahora resulta que en toda España los apartamentos turísticos quedaron al margen de la Ley de Arrendamientos y son las Comunidades Autónomas las que entienden el tema. Aquí, en la Comunidad Valenciana, desde 1986 los apartamentos que no estén en el Registro de la Generalitat son, sencilla y llanamente, “ilegales”… Y mira que ha llovido desde 1986.

Cabezuelos, que fue concejal de Turismo del Ayuntamiento de Benidorm, mantiene que en Benidorm hay 22.000 plazas legales (la mayor parte asociada en HOSBEC y no a APTUR) y una cifra que los multiplica por diez permanecen -según Cabezuelos- en un limbo que no es tal; están, sencillamente -mantiene-, en la ilegalidad.

Tienen los de la Federación -y los de APTUR- en el punto de mira a los porteros de fincas. Dijo Cabezuelos que algunos llegan a tener una cartera de 100 apartamentos para alquilar. Pero también “van contra los particulares de 1, 2 ó 3 apartamentos”. Insisten en que no están dados de alta, no pagan impuestos, no tienen los apartamentos en perfecto orden de revista, no dan los servicios que dan ellos y, ¡¡atención!!, por sus actitudes dan mala imagen del destino. En esto último… me sé yo de más de uno “legal” que deja aún más que desear, pero…

Ninguno de los tertulianos veíamos clara la cosa; y mucho menos así. Hay particulares, por no atreverme a generalizar, que en la declaración de la Renta señalan estas cuestiones y tributan; y tienen los apartamentos que da gusto verlos; y están en webs de prestigio; y tienen todos los seguros en regla

Esto tiene difícil solución y peor explicación. Es más, ¿por qué los particulares contactan con ellos y no con las agencias regladas?; ¿por qué repiten de un año a otro?; ¿por qué…? ¡Coño, parezco Mourinho!

En fin, también hay timos y estafas; hay de todo… en agencias y particulares.

En fin, no oí ni una sola razón de peso (más allá de dar imagen al destino) para animar a quienes tienen apartamentos y los alquilan a “legalizarse” inscribiéndose en le Registro de la Generalitat…  más allá de meterles miedo con Hacienda. ¿Y si declaran los ingresos, qué?

En fin, que la cosa la pintan cruda… o es que no nos enteramos de nada; que todo puede ser.

Cabezuelos, como señalé, fue concejal del Ayuntamiento de Benidorm durante la pasada Administración; estuvo bajo las siglas del PSPV y luego por libre cuando tras la moción de censura se dieron todos de baja en el partido… y luego ya no han contado con él… o él se ha desmarcado de todo. Lo encontré muy pesimista: “No mereció la pena dar la cara por los que están hoy ahí; no mereció la pena hacer la moción de censura”.

En fin, una tarde casi echada a perder. Menos mal que hubo café y “pastas”… y esta frase final, que si no…







No hay comentarios:

Publicar un comentario