22 may. 2013

DE OKLAHOMA, LA TIERRA DE LA GENTE ROJA: Is this land made for you and me? (¿se hizo esta tierra para ti y para mí?)



Oklahoma es el Estado que hay justo encima de Texas, a la orilla izquierda del río Rojo y hasta Kansas; con Arkansas por el Este (y un piquito de Missouri) y un trocito de Nuevo México al Oeste. Es un invento del XIX. Era el llamado “Territorio Indio” hasta que le preguntaron a un jefe indio de los choctaw en 1866 cómo llamarlo y este dijo aquello de “gente roja” (Okla huma)… y es que por allí campaban los choctaw… y los cherokees, los cheyennes, los arapahoes, los kiowas, los tonkawas, los creek, los chicasaw, los iowas y algún seminola… y todos eran “pieles rojas”. Y con Oklahoma se quedó oficialmente desde 1890.

El salmantino Francisco Vázquez de Coronado cruzó este territorio en 1541 buscando una ciudad de oro… y sólo encontró indios de distintas tribus y poco más; de riquezas… sólo las del paisaje. En 1700 los franceses reclamaron aquél territorio para ellos y terminó en manos de los EE.UU. cuando Thomas Jefferson le compró La Louisiana (1803) a Napoleón Bonaparte por algo más de 22 millones de dólares de la época. La Luoisiana era un finquita que se correspondía con los actuales estados de Arkansas, Missouri, Iowa, Oklahoma, Kansas, Nebraska, Minnesota, las dos Dakotas, un trozo de Nuevo México, el norte de Texas y trocitos de Montana, Wyoming y Louisiana (Nueva Orleans, incluida), así como un pellizco de las provincias canadienses de Alberta y Saskatchewan. Del orden del 25% del territorio USA.

Una vez comprada la Louisiana buscaron un cogollito para concentrar allí las tribus indias… y eso fue Oklahoma. Primero (1830) metieron allí 15 tribus y… en 1890 ya habían concentrado allí a más de una treintena. Pero les dio también por colonizar aquél territorio y también hubo concesiones y… argumentos para pelis del Oeste con caravanas, colonos y peleas con los indios.

Y ya se producía tornados, y de vez en cuando se iba al garete medio territorio y aquello no avanzaba.

Dust Storm en el Condado de Cimarrón;
Oblahoma, 1935
Y entonces resulta que encontraron petróleo nada más despuntar el siglo XX… y todos se afincaron por allí… y Tulsa fue la capital mundial del petróleo por entonces… y parieron la famosa Ruta 66 a partir de la carretera Amarillo (Texas)-Tulsa (Oklahoma)… y llegó un despiporre de dólares y una agricultura extensiva (trigo donde por lo general se daban las gramíneas) para dar de comer a toda aquella gente, y al ganado, que derivó en nocivas prácticas culturales sobre el territorio desde mediados de la primera década del siglo y… en los años 30, aliados con la Gran Depresión, llegaron las ventiscas negras y se generó la llamada Cuenca del Polvo (Dust Bowl). Una sequía, muy afectada por un acusado efecto de El Niño (ENSO) que se prolongó entre 1932 y 1939, destrozó el suelo de Oklahoma que fue barrido por las ventiscas y los tornados llevándose capas de suelo de hasta 30 centímetros de una sola tacada (14.04.1935; Black Sunday)… hasta dejar al descubierto la mismísima roca madre. Se calcula que 400.000 km2 de territorio quedaron inservibles tras las Dust Storm de la década… la España peninsular ocupa 491.000 km2.

En Oklahoma habían arado buena parte de las llamadas Grandes Llanuras y todo aquél suelo, impulsado por los vientos, terminó en los estados limítrofes. Los colonos agricultores se quedaron sin tierras y la Administración creó el Soil Erosion Service (1933) para recuperar los suelos perdidos y evitar más pérdidas… pero miles de familias de agricultores no tuvieron más narices            que emigrar a California, y otros muchos, los Okies, vagaban sin rumbo subidos en algún vagón de ganado de los muchos trenes que iban de costa a costa… para argumento de cine y literatura.

Las uvas de la ira”, de John Ford (1940), o la misma novela que la inspira, de John Steinbeck, cuentan aquellos durísimos días de los okies. Las canciones de Woody Guthrie (un okie), como “Talking Dust Bowl Blues”, lloran aquellas desventuras. Miles de impactantes fotografías y reportajes cuentan lo terrible del fenómeno: ¡Oklahoma!

Pero volvió a llover (Oklahoma tiene un clima continental influido por el Golfo de México 
entre subtropical húmedo a semiárido) y Oklahoma siguió con el petróleo -y el gas natural- y se centró en la industria de la aviónica, la energía, las telecomunicaciones, la biotecnología y la electrónica. La agricultura, con sensacionales prácticas culturales y muy tecnificada, le convierte en uno de los estados exportadores de trigo y continúa siendo el paraíso de las granjas.

Pero Oklahoma está en el callejón de los tornados (Tornado Alley) y aunque allí mismo, en Norman (a unos 20 km de Moore y unos 30 de Oklahoma City), se encuentra el StormPrediction Center (Centro de Predicción de Tormentas, del Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos, que tiene un protocolo de tornados de órdago)…  los tornados van a su bola sin nadie que los controle… y los avisos son de infarto.

Estructura de un tornado; supercélula de energía y
vientos de cixalladura
Es que ni por esas de contar con el Storm Prediction Center se libró Norman de sufrir los efectos de estas megacélulas de energía. Para que se dé un tornado tienen que coincidir en el tiempo una supercélula de energía de estas y una sucesión de vientos de cizalladura que son los que dan el efecto rotor al torbellino. Y por mucho Centro de Alerta predictor hasta el tornado del 10 de mayo de 2010 pilló en pelotas a la propia ciudad de Norman y le ocasionó 5 muertos, decenas de heridos y devastación.

Moore ya había sufrido otros tornados devastadores: en 14 años, ¡¡tres!! (mayo 1999, mayo de 2003 y mayo 2013). El que se repita un Tornado tipo EF5, como el de 1999, se tiene calculado que es cada mil años… pero la Naturaleza es caprichosa. Un EF5 se abatió sobre Moore el 20 de mayo de 2013… catorce años después.

Menos mal que ya han salido los expertos a decir que esto no tiene nada que ver con el CC… pues si bien los del IPCC apuntan a un aumento de la supercélulas, también señalan una drástica reducción de los vientos de cizalla.

De todas formas, sabiendo que están en el callejón de los tornados en nada volverán a alfombrarle de viviendas e instalaciones el territorio y volverán los tornados a pasar cada mes de mayo… y de junio… y de julio…

Sección del escudo del Estado de Oklahoma;
el el óvalo amarillo, el lema
Woody Guthrie cantaba: “… As they stood there hungry, I stood there asking. Is this land made for you and me?..” (“… mientras estaban allí con hambre, me quedé preguntando, ¿se hizo esta tierra para ti y para mí?..).

El lema del Estado de Oklahoma es “Labor omnia vincit”… “El trabajo todo lo vence”.

¡Suerte Oklahoma!




No hay comentarios:

Publicar un comentario