8 jul. 2014

DE COSAS QUE AÚN NO ENTIENDO EN LOS PARQUES DE OCIO


Ayer me enteré del triste accidente ocurrido por la tarde en Terra Mítica por el diario catalán La Vanguardia; más veloz en la luctuosa comunicación que hasta que el mismísimo Diario Información, hegemónico en la provincia. 20 minutos, mondos y lirondos, entre la noticia de La Vanguardia y la del Diario Información.

Y eso me dio que pensar sobre si la cosa venía por la cuestión de ser los primeros en informar o como viene ocurriendo los últimos quince años: enseñar las vergüenzas del posible competidor.

Desde 1999 el parque temático de Benidorm ha sido la bestia negra de la prensa catalana.

Al compás de todas las posibles cuestiones en que bien pudiera haber interés periodístico por “h” o por “b”, los primos del norte no han parado de intentar buscarle las cosquillas al complejo benidormí. No digo que no tengan que olfatear sangre y morder, pero es que la cosa trae cola.

ABC - 01.08.2000
El punto álgido de esta contumaz persecución, recordemos, coincidió con la apertura al público del parque benidormer. Se había inaugurado el parque, recordemos, el día 29 de julio con Don Felipe en plan inaugurador; el día 30 se abrió para “todos los jóvenes de la Comunitat Valenciana” y el día 31 se abría al público. El 31 de julio del año 2000 se produjo un incidente dentro del parque; nada más llegar la tarde se lió. La dirección del parque benidormense “identificó” entre los alborotadores a una veintena de trabajadores de “una conocida instalación catalana” (nunca se dijo su nombre, pero todos leímos entre líneas: Port Aventura. Lo que no quiere decir que desde el parque de Vila Seca hubieran montado la cosa) que realizaron una acción “’acordada y coordinada’ para ensombrecer la apertura del parque” que acabó con incidentes violentos como lanzar botellas de agua a los trabajadores del parque al tiempo que lanzaban proclamas a favor del parque catalán. En el grupo se integraban -oh, prodigio- algunos periodistas y fotógrafos que captaron las instantáneas y difundieron el incidente que al día siguiente apareció en todos los medios.

Por cierto, a aquella rueda de prensa que ofreció el parque de Benidorm fueron excluidos los diarios del Grupo Moll-Prensa Ibérica (Levante e Información en la Comunidad Valenciana y sede en la Avenida Diagonal de Barcelona; aunque surgió en Canarias) muy críticos con proceso del parque y especialmente con Eduardo Zaplana como presidente de la Generalitat; incluso cuando alcalde de Benidorm.

El 3 de agosto de 2000 El Periódico de Catalunya contaba que “resulta lamentable el conflicto surgido entre Terra Mítica y Port Aventura, que amenaza incluso con acabar en los juzgados, por las acusaciones realizadas desde Terra Mítica de un presunto intento de boicot promovido desde Port Aventura”.

La Vanguardia - 01.08.2000
En 2001, 2004, 2006 y 2009 continuaron las cuestiones en prensa siendo los medios catalanes importantes altavoces de los procesos del parque benidormense mientras las posibles cuestiones con Pearson y Tussauds apenas ocupaban un mínimo espacio, y no te digo las vicisitudes de la inmobiliaria de La Caixa. Las cosas de casa se lavan en casa, parece ser la Hoja de Ruta en cuanto a estos temas.

La prensa catalana, también apuntó al Parque Warner e incluso a Isla Mágica, pero no recibieron más que andanadas de advertencia. Incluso fueron más escépticos que yo a Grand Scala y han lanzado alguna carga sobre el proyecto de parque murciano. Sí fueron, recientemente, muy agresivos con Addelson y, en cambio, son excesivamente tolerantes con BNC World. No sé si es que Bañuelos y Adeserà tienen patente de corso catalana, pero apenas si trasciende la trastienda de ese macroproyecto.

El tiempo nos pondrá a cada uno en su sitio.

Vale que Terra Mítica se hizo con prisas; pero eso no justifica nada más. Vale que no se acertara con la dirección inicial; pero no invalida el proyecto. Vale que no fuera lo más idóneo acelerar todo el proceso constructivo; pero no impide que no confiemos en la realidad que el tiempo nos ha dado.

Yo recuerdo, y ya lo he contado en este Blog, las ideas benidormeras por una instalación de este tipo desde los años 80, las propuestas de 1992, el incendio de agosto de 1996, los trabajos de Global e Edaw y la elección del lugar en 1997, la primera piedra de 1998, la polémica con ecologistas y con la mitad de la clase política ya no sé si por elegir Benidorm o por ser una iniciativa alentada por quien la alentaba, la imposición en el verano de 1999 de abrir en el verano de 2000 -a todas luces, hoy, muy forzada-, la inauguración el 29 de julio de 2000 sin todas las atracciones alistadas, el fallo de expectativas de 2001 porque no todas las atracciones operaban, el aterrizaje de Paramount en 2002, el afloramiento de los números ultravioleta en 2003… Pero ahora hay otro sistema de gestión y una nueva empresa que compró el parque y trabaja en su viabilidad.

Vale que el parque Terra Mítica fue fruto de un sueño… pero es que todos los proyectos del mundo también fueron fruto de un sueño. A ese respecto, nada que objetar.

El genial Antonio Burgos ha sido el único que se ha atrevido a unir Terra Mítica y Port Aventura en un mismo fin en una de sus columnas: “todos sabemos cómo son los cacharrito de Port Aventura, con Pujol a bordo, o Terra Mágica, con Don Felipe, pasando canguelo…”. ¡Canguelo! El Bueno de Burgos cambia Terra Mítica por Terra Mágica, pero los une en lo del canguelo de los inaugurandos.

Aquí nos falta cultura de Parques de Ocio Temático y nos sobran ganas de ser banderizos. Y no digo yo que eso de la cultura de Parques de Ocio sea una buena forma de cultura, pero…



PD. Y no me salgan con lo de la gente de la Disney por España; lo que ofrecía París, que hasta sacrificó una Caja de Ahorros, no lo ofrecía nadie. Y la cervecera de Sant Louis (Missouri) sabía lo que pactaba con La Colonial. En Terra Mítica falló la concepción del diseño y la imbricación con el lugar, pero eso se puede arreglar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario