24 jul. 2014

DE UN CURSO DE VERANO, DEL SIGLO XXI, EN BENIDORM


El Curso de Verano que la UNED-Benidorm ha organizado en julio en la ciudad ha superado las expectativas. “Marketing turístico” ha sido seguido on-line, además de presencial. Solo pude asistir a la mitad del mismo, pero de hablar con los alumnos se desprende que les ha sido interesante y provechoso. ¡Que se repita!

Me perdí a Eduard Amorós (U. Valencia; “La generación de valor en los destinos”) y a la decana de Económicas de la UNED, Amelia Pérez Zabaleta (“Los recursos ambientales y la sostenibilidad del sector turístico”) por pura descoordinación mía a la hora de llegar a Benidorm (y eso que duermo aquí). Así mismo me perdí a Claudia Sevilla (UNED; “Sostenibilidad en la industria hotelera”) para saber lo que valoran los clientes españoles de los hoteles, y a Carlos Velasco (UNED; “Evolución de la publicidad institucional en el sector turístico español”) que ilustró la segunda mañana y sirvió de refrigerio visual en el Ecuador del curso.

Así estaba la playa de Levante,
a las 7 de la tarde del 22.07.2014,
en la pausa del ciclo de tarde
 del Curso de Verano.
Desde la 5ª Plata
del Edificio Torrejó
del Ayto de Benidorm. Turisme
Pero ya seguí el resto.

El profesor Tomás Mazón (U. Alicante, director de la Cátedra Pedro Zaragoza Orts de Investigaciones Turística) expuso sobre “Benidorm y sus Turistas”, algo que ya hemos trabajado en algún Post de este Blog porque hemos conocido el alcance de sus investigaciones: los 60 millones de pernoctaciones que alberga la ciudad, el ser 2º destino hotelero europeo, tras París; el ser el tercer destino español, tras Barcelona y Madrid… “Benidorm es el gran seductor”… tanto años en la brecha. Aunque, señaló, que “Benidorm tiene hoy problemas”. Y, el más grave, sin lugar a dudas, es que “El Ayuntamiento no puede afrontar la mejora de la escena urbana que precisa”. Desgranó, entre tanto, los datos de sus encuestas sociológicas para conocer el perfil de un turista marcado por la turoperación y los gustos alimentarios.

Estuvo bien (y me sorprendió, porque su paso por Los Cafés del Melía recién nombrada gerente de la Fundación Turismo Benidorm fue plano) Yolanda Pickett. Habló de la “Promoción de los destinos maduros” y contó la experiencia de la FTB en la vertiente público-privada, explicando lo poco que se puede hacer, aunque no por ello que no sea efectivo, con presupuestos reducidísimos. Sobre todo, porque este ha debido ser su último acto en la FTB (será sustituida por Leire Bilbao). Me gustó cuando expuso aquello de que la gente, en general, “no es consciente del potencial que aún encierra el producto Benidorm” y repasó algunas de las carencias que aún nos lastran y las fortalezas que sigue demostrando.

Estuvo bien en su exposición haciendo hincapié en lo necesario de arbitrar más fórmulas de cooperación público-privadas porque Visit Benidorm está retomando el pulso a la situación. Y porque se constata la tendencia a confiar las reservas a largo plazo a organismos como este que amplía ahora cometidos comercializadores.

Ahora bien, salté a la yugular cuando contó lo del “Estudio de reposicionamiento” que se acaba de dar a conocer y en el llamado “mensaje impactante” clave para la promoción: “Benidorm tiene de todo para todos los públicos”. Es que, verán: que Gaviria y su equipo, en 1977 (hace, pues, 37 años) ya nos comparara las playas de Benidorm con Leblon y Wexlan, y que tengamos que pagar una pasta gansa por un estudio que nos compara las playas de Benidorm con las de Copacabana y Waikiki -que son unas playas en los mismos lugares que las otras sólo que unos metros más allá de las mismas de 1977- es para tirarse de los pelos. Vamos, que en Río me cambian la Avenida Delfim Moreira por la Avenida Atlántica, y en Hawaii con otras playa unos kilómetros más allá; pero es lo mismo. Y yo, me quedo con Leblon en el caso brasileiro. Y eso no es todo: el “Benidorm tiene de todo” y para todos los públicos es lo de Iribas de 1986, hace 28 años: “Benidorm es la Coca-Cola del turismo; combina con todo y es para todas las edades”. Para ese viaje en el tiempo no hacían falta alforjas campesinas pinoleras.

En fin.

Ana Llorca, compañera que fue en Canal 9 TVV, ha encontrado función en la comunicación y en las Redes Sociales, y las aplica a la enseñanza. Estuvo completa y cercana: en “Las redes sociales en la promoción del Turismo” nos habló del momento actual y de las estrategias de futuro. Nos contó que por término medio pasan 23 días entre el decidir dónde ir de viaje y el realizarlo y el cómo podemos, con las Redes Sociales, incidir en el proceso; nos contó que los clientes son ahora muy selectivos y críticos y que las redes sociales lo han cambiado ya todo. Resulta que sólo el 55% de los empresarios del sector utiliza las NNTT y que es necesario tanto un Plan de Acción como el ser creativo e hiperactivo con esta herramienta: “saber estar y gestionar” es la clave. Analizó las starlets del firmamento de aplicaciones y dialogó con los alumnos.

Salvador Moll, coordinador del curso, estuvo lacónico y sumamente inspirado. Salvador es un abogado e industrial hotelero local que durante 20 años fue concejal del Ayuntamiento de Benidorm. Definió perfectamente Benidorm y lo que supone, haciendo especial significado en las cuestiones de la implicación de la población local en el conjunto del proceso y señalando la valía de esa implicación para advertir que “Benidorm no puede dormir tranquilo con muchos aspectos del turismo que llega” y que “Benidorm necesita una intervención de choque por parte de todas las Administraciones”. Bien.

En la mesa redonda final se habló también de los mercados; de los difícil que resulta reposicionarnos en el alemán, de lo rocoso que nos resulta ahora el sueco, de la situación actual del ruso al que la devaluación del rublo ha dejado a la virulé… Mercados y NNTT serán claves.

Me dejo para el final, que será en un nuevo Post, la exposición de Josep Ivars Baidal (U. Alicante-Instituto de Investigaciones Turísticas). Es que con Josep Ivars hay especial sintonía desde aquellos años finales de los Cursos de Verano de la Universidad de Alicante en Benidorm y el Instituto Cavanilles de Altos Estudios Turísticos en el que él comenzaba a blandir armas. Sus “Claves del mercado turístico” fueron lo más completo del curso. Y acertó en todo. Ya les cuento.

Ahora, que ni un sueltecillo en prensa de lo que estaba pasando durante el curso; ni una mala foto-noticia de lo que se estaba cociendo. Cuando esto mismo -Cursos de Verano- se celebraba en Ciudad Patricia, cada Medio de Comunicación local teníamos instalada una paraeta (junto a la barra del bar) para contar lo que allí pasaba.


.


No hay comentarios:

Publicar un comentario