10 may. 2015

ABRIENDO EL MELÓN ELECTORAL – (y VI). DE DAVID, MARÍA JOSÉ Y PABLO (UPyD)

Pasaron a tomar café con los tertulianos de “Los cafés del Meliá”, siguiendo el ciclo de candidatos para los próximos comicios locales del 24M, los amigos David Devesa, María José Sánchez y Pablo Martínez, por UPyD. Devesa también militaba en su día en el PP… y así ya van 3 candidatos. El PP de Benidorm ha dado banquillo para este proceso y ahí sigue. Devesa ya había pasado por la tertulia por otros quehaceres. María José Sánchez ha sido compañera de tertulias radiofónicas durante toda una temporada y “el nuevo” era Pablo, que ya hemos conocido en esta tertulia cafetera.

Cierro aquí la cata del melón electoral no porque el estómago no me dé para más y la espalda para menos (por lo de tragar sapos electorales y echarme a la espalda lo que se cuenta), es que tengo compromisos. Aún quedan candidatos, pero mi tiempo estaba tasado, lo sabía el coordinador de la tertulia, porque tengo otras prioridades. Y, encima, para una vez que en un sorteo me toca algo… me toca ser presidente -titular- de mesa electoral. ¿No podía haber sido el cupón de la ONCE?, ¿una bonoloto?, ¿quizás una Primitiva?

Bueno, a lo que íbamos.

María José Sánchez, junto a David Devesa
Tres, fueron tres, los componentes de UPyD se se pasaron a tomar café con nosotros. David es el nº1 de UPyD a las Cortes Valencinas. Se decía que era el hombre fuerte de Toni Cantó, pero ya en abril, aunque criticó la falta de renovación del partido (tras las andaluzas), dijo que no era momento de abandonar UPyD y sigue en la brega. María José es la candidata a la alcaldía de Benidorm y Pablo, su número 2. 

Se nos presentaron con presentación: cañón de luz y ordenador. Y ahí, el profesor Devesa nos ilustró con sus “ideas básicas para un plan de ciudad; un programa de mínimos” amparado en un trabajo de mucho tiempo y “avalado por sus notas de prensa”. Estamos y coincidimos en que “Benidorm es un milagro sostenido por un esqueleto estructural muy sólido” y, coincidimos, en que “aunque el modelo funciona, la realización evidencia sus carencias”. Y una tercera pincelada: ahora que ando yo con la gente de Talent… No voy a contar más. Pero me gustó lo de “Hay que retener a la gente de Benidorm con talento; hay que hacer que gente con talento viva en Benidorm”.
Hay que lograr una ciud

ad que sorprenda y solucionar los problemas -que son de gestión- básicos”. Y los centró en que “no se fiscalizan las contratas” y ahí están los problemas de limpieza; “no se gestionan bien los recursos” y ahí están las deficiencias que van desde “una promoción turística sensata” a la Seguridad Ciudadana. Sus medidas: “gestión, fiscalización y transparencia”. Fue desgranando, como algún profesor que he tenido, las medidas: que si “reforzar la Intervención municipal”, que si “evitar el enchufismo indirecto”, que si “renegociar y reordenar la deuda bancaria”, “que si recuperar la gestión directa” de tributos y servicios…”.

Todo lo propuesto tenía su viso de realidad en Benidorm y en la Generalitat hasta que fueron a más con lo del “Parque Tecnológico”. Se les queda pequeño el que propone el PSPV; ellos quieren uno mayor… saben de una reserva de suelo de 360.000 metros cuadrados (que son casi 300.000 más que la otra)… En fin; que hablamos de “un estudio ajustado de las necesidades REALES del ayuntamiento para planificar los próximos presupuestos”… y cuelan una idea a casi años luz. Sí, en cuando haya ‘posibles’ hay que ir a por ello, pero saquemos el cuello para la cabeza respira.

Intervinieron los tres invitados, en sincronía… que en una formación política de personas, y no autómatas, suena raro. Se sabían el programa y es que hacían suyos los contenidos. Hablamos de “hacer operativo el Pacto de Alcaldes” y centrarlo, por ejemplo, “en promoción turística”; “luchar contra el trile vía fraude fiscal”; “saber qué ciudad queremos y revisar el PGOU”; “realizar un Plan de Movilidad Urbana sostenible” ahora que tenemos cerca que en 2016 finaliza también la concesión del transporte municipal.

María José llevó el tema de educación hasta “integrar a Benidorm en el Circuito de Ciudades Educadoras” (y para saber qué es eso, pinche aquí) y se decantó por “reestructurar los servicios sociales” porque resulta que “estamos a la cola en gasto social y en Benidorm hay problemas”. Es más, se apoyó en la propuesta ‘Escola Sana’ con servicio gratuito de comedor escolar con productos agropecuarios de producción autóctona. La verdad es que tocaron todos los instrumentos de la orquesta social.

Pablo fue muy claro cuando salió a relucir el tema del Centro Comercial: “antes de que lo haga el vecino, lo hacemos nosotros”.

No se sienten afectados por el panorama mediático de desafección que les rodea y no creen en las encuestas. “No llevamos ‘mochilas’ con nosotros”, tenemos un “modelo de crecimiento diferente” al de Ciudadanos, “vamos a efectuar cambios en el partido” y apelan por “un voto útil de calidad”. Convencidos están de que en el Ayuntamiento de Benidorm “vamos a estar” porque “si bien no estamos en el mejor momento en cuanto a siglas, estamos en el momento que hay que estar”.
Y con agenda electoral apretada (es que ya ha comenzado la campaña) dejamos el café… sin atreverse algunos ni a mirar los posos; algún tertuliano hay que dice “leer” en ellos.


PD:
7 de 10, en el arranque de la campaña electoral
(foto: Gabinete de Prensa- Ayto. BND)
Hace 4 años eché un alfarraso[1] y solté un 11-11-3 que está escrito por ahí. Cuatro años después me han abierto tanto el abanico -con 10 opciones y populismos desaforados- que no me atrevo. A mí me interesaba un resultado para dejarlo en este último post del melón electoral, pero nadie de entre los tertulianos se atrevía. Opté porque leyeran los posos del café… y resulta que el café del Meliá es de absoluta solubilidad. No obstante, le pasé mi taza, la miró y remiró con máximo interés… y dijo que le fallaba la conexión a Internet… es que el Rincón de Loix, donde cuatro tienen ya fibra óptica, ya se sabe; Internet por satélite… y estábamos fuera de ángulo.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Nota: En esta ocasión también, los fotógrafos “de la casa” hicieron justificados novillos; la foto es mía. Lo siento.







[1] Alfarraso, del viejo verbo alfarrasar: medir a ojo los kilos de naranjas que se pueden coger en una finca de naranjos (obviamente; porque en una de algarrobos, pocas naranjas se pueden coger). El alfarrasador, encargado de ello, tenía un ‘ojo clínico’ exacto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario