8 may. 2015

DE “FUMIGAR” E “INVADIR”; LA CONSPIRANOIA VA A MIL


Ayer me lo pasé bien -un ratito- a costa de unos contrails que habían aparecido sobre el cielo azul benidormero y que algunos interpretaron que eran auténticos chemtrails y que “nos estaban fumigando”… ¿contra qué?, ¿para qué?...

¿Los malos? Pues… el de siempre: el Tío Sam y sus chicos… para que sea plural.

Hasta videos de YouTube colgaron donde “funcionarios” yanquis, arrepentidísimos, reconocían tales prácticas. Incluso páginas web argentinas -¡Ahí va la Ost…!- donde se trucan -o se traducen mal- los mensajes o la sobreimpresión de los textos y la “fumigación” se debe a una “siembra” de una variante de chaff (contramedidas “electrónicas”) -en aquél caso viruta de plástico metalizado- para confundir al radar en unos ejercicios militares… Y un “Alemania reconoce…” que no es más que reconocer que utilizaron chaff en ese ejercicio.

Vale: poco sabemos con lo que pasa con ese chaff “sembrado”/”fumigado”… terreno abonado a los conspiranoicos. ¿Tendrá algo que ver con el cambio climático eso?; ¿las abejas la palman por esto o por un hongo chino… también “fumigado”?

A mí, estos trails (estelas) bien sean de condensación (contrails) o mal sean químicas (chemtrails, de chemical) me dejan dormir; tal vez por inconsciencia, indolencia, estulticia e inercia. No sé, pero me dejan dormir… hasta quién sabe cuándo. ¿Despertaré?

A mí, lo que me molesta es la conspiranoia; la Teoría de la Conspiración y el olvido de la razón.

Y no por la teoría en sí, que no alcanzo ni a comprender -ni a intentar debatir (a ver quién osa debatir con un conspiranoico; no digo ya a rebatir)- ni a asumior; sino por la vehemencia con la que se acepta la misma sin atender a razones obvias; incluso objetivas… sólo porque emanan -dicen- de las estructuras del poder oficial… cuando el poder “ofisiá” pasa del tema… para que no sepan que está en el meollo de la cuestión.

Ahora mismo, y no sé porqué aún no le han dado más cancha (lo haré yo, porque no les veo muy activos), está en boca de todos, al otro lado del Atlántico -claro-, la Operación Jade Hell 2015 (Infierno de Jade 2015). El operativo, contó el Washington Post (y todos los sitios de los conspiranoicos de por allí; incluso en castellano de aquellas latitudes), lo llevan a cabo desde el Equipo Élite del Comando de Operaciones Especiales de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. 

Resulta que durante tres meses, tres -todo el verano; de julio a septiembre (no saben dónde se meten; que aquello es Texas)-, van a operar infiltrados, especialmente en Texas, un total de 1.200 militares de cuatro armas que intentarán “controlar” un bastión rebelde del que Texas es territorio principal… junto a la californiana base de San Diego.

Allí, en los EE.UU., desde el 11S, la Conspiranoia tiene terreno abonado. Y Texas, la rebelde Texas, no iba a ser menos. Ahora mismo, lo que une a los tejanos es el lema del Escudo: “Recuerden El Álamo” & “Texas, una e indivisible”… con la bandera de España a la derecha. Y los tejanos no se van a dejar “invadir” por las bravas.

Recuerden El Álamo: 13 días de resistencia de la milicia insurgente texana en el fuerte de El Álamo, en la localidad de San Antonio de Béjar (hoy, San Antonio; a secas). El Álamo fue pasado por las armas con crueldad por el general mexicano Santa Anna. Quedaron, al parecer, 2 supervivientes (a los que personaron la vida para difundieran la derrota) que animaron a vengar El Álamo. Y quince días después, en la batalla de San Jacinto, los rebeldes tejanos, vengando El Álamo, derrotaban al Ejército mexicano. Y se independizaron. Tal vez por eso, digo yo, Texas aún recuerda El Álamo y no está por “invasiones” ni de los propios.

Texas asume las 6 banderas de las 6 naciones que la han ocupado… y no quieren una ocupación más. Hay una 7ª bandera tejana que sale en pocos documentos; es la de la República de Rio Grande que no se contempla ni en el escudo. Pero ellos que son muy suyos, en Río Grande, la exhiben.

Bueno, pues los de Texas se han tomado muy mal que el Ejército, en este ejercicio, los considere, aunque sea en un ejercicio, territorio hostil y los vaya a invadir con soldados infiltrados hasta revertir la situación. ¿Cómo la van a revertir?

¿No estarán buscando algo más?, se preguntan en Texas que fue una República Independiente en su día. ¡Hasta Chuck Norris, el ranger Cordell Walker, ha pedido explicaciones a Washington!

¿Dónde está Pineland?, ¿Por qué llaman, en clave, Pinelad a Texas? Pineland es un pueblín de Texas que surgió de un aserradero.

¿Los “fumigarán” a ellos también como a nosotros ayer?




No hay comentarios:

Publicar un comentario