19 may. 2011

POR SANTA RITA, RITA... A VOTAR/BOTAR

Ayer, mi bristoliana hermana me enviaba desde el Reino Unido un e-mail, trémulo de pavor -¿Qué pasa en Tahir/Sol?- una vez que la BBC “confundiera” la plaza cairota con la del Kilómetro 0.


Las concentraciones que copan la actualidad informativa tiene su aquél. Considero que sus reivindicaciones las asumimos todos, pero en lo de las pancartas hay, considero, división de opiniones, cuando no rechazo; algunas son inasumibles, con dos dedos de frente y una neurona dedicada al raciocinio. El documento queda tristemente superado por las imágenes, y pierde impacto y cordura.


No sé, con la que está cayendo pedir “más gasto social, más viviendas y control de la banca” es no saber dónde vivimos. Hay una premisa falsa en todo esto: el dinero “del Gobierno” no es del Gobierno; es de lo que pagamos los ciudadanos. Los políticos gastan nuestro dinero, no el del Ayuntamiento, la Diputación, la Generalitat o el Gobierno. Desde luego que hay que exigirles que no malgasten nuestro dinero, pero de ahí a lo del “!no al bipartidismo!” media un abismo. Ver como hemos dejado que se degrade la política es culpa nuestra, y todos coincidimos en que “esto tenían que haberse producido antes”.


Hay vida más allá del PP y del PSOE: más de 3.900 partidos están registrados ante Interior: 400 lo han hecho desde enero de este año. En España vamos a elegir el día de Santa Rita a 68.462 concejales; entre ellos elegirán a los 8.116 alcaldes para la Administración 2011-2015. Y también a 824 diputados autonómicos, 153 junteros, y 1.204 cargos en los concejos de Navarra, Valle de Arán, insulares (Mallorca, Menoría e Ibiza) y representantes en entidades locales menores… 70.690 cargos… Y cada ciudadano vota a quien quiere.


Y pendiente del 22M y viendo la cosa desde el 15M llego a coincidir con José Blanco (ministro y PSOE) tanto en que los acampados “se contradicen en las protestas”, como en su aviso a los jóvenes de que “es un ‘error’ no querer ir a votar”… por Santa Rita, Rita… Santa Rita, ¿no es la abogada de las causas imposibles?; ¿de los problema maritales?; ¿de las enfermedades?; ¿de las heridas?; ¿de los abusos?; ¿de las pérdidas?; ¿de las madres? Por algún patronazgo sonará la flauta, digo yo.


También estoy de acuerdo -en mucho- con Gustavo Duch: esto de Sol (y muchas otras plazas más, que no son Tahir) llega, entre otras cosas, porque “las subvenciones, ni socorren ni auxilian. Privilegian”; “en el banco no hay crédito para las personas emprendedoras, a no ser que armes la guerra. Y el arma de la Educación ha perdido todo el crédito”; “en la Bolsa se juega con la comida; y la bolsa del pan está vacía”… Pero por encima del cabreo sé –y proclamo- que cambiar el sistema es más difícil que cambiar a los políticos; entre otras cosas porque el sistema somos nosotros. Pues… ¡cambiemos a los políticos!, pero eso no es flor de un día.


Veo con tristeza que el desencanto ante la política sólo es un disfraz: oigo declaraciones como “estoy aquí porque se lo debo a la humanidad”. Y a nadie se le revuelven las tripas. Estará Ud. ahí porque esto es un desastre y hasta se le pueden brindar las claves del por qué hemos llegado hasta aquí; pero deje en paz a la Humanidad, que -gracias a Dios- pasa muy mucho de lo que pasa en España por culpa de los españoles.


Me preocupa la visión que transfiere el fenómeno por el calendario. La encuesta ¿Cree que el PSOE va a aprovechar el movimiento 15M? en Periodista Digital (y ahí entramos los que entramos) va por un 93% al Sí. Y veo en teletipos que casi le dan una paliza a un señor de edad que estaba en la plaza con una bandera de España. Ya habla la turba “Nos da asco la bandera de España. No la queremos aquí”. Claro, que también me dirán que “la ocurrencia”… Pues el señor insiste, lleno de emoción, que él “apoya la reivindicación” y que es “el sentir de España”… y de ahí la bandera. No obstante entre la gente hay ikurriñas, republicanas y hasta piratas… Bueno, esa debe ser por Pe y sus caribeños piratillas.


Fidalgo, que fuera líder de CCOO, pedía hoy “no perder el norte”. “La izquierda no residual –decía- es social democracia. Los que se manifiestan no ven la socialdemocracia ni como alternativa”. Este análisis sí que es preocupante; y lo comparto. Es que, como dice Gallardón (PP), “No ha fracasado el sistema, sino el Gobierno”. Y añado: Y muchos políticos; más de la cuenta.


Hoy somos portada de The Washington Post: “Una fuente de frustración en España”. La Plaza de España en Roma albergará esta tarde una concentración de apoyo; otra en Lisboa. ¿Qué seremos mañana?


Ahora quieren llamarse “Acampada Sol” y no descartan conformarse como fuerza política. Han creado hasta su propia televisión por Internet: Sol TV. El TC estima que “sólo pueden prohibirse manifestaciones en campaña si su fin es captar votos y no son de un partido”.


Si a eso íbamos, ¿para qué el disfraz?





No hay comentarios:

Publicar un comentario