23 feb. 2012

DE MI GUÍA “BENIDORM”




Por fin me he hecho con un ejemplar; ¡¡existe!! Ya no es sólo un *.pdf en mi disco duro, recibido un buen día de noviembre de 2010 por correo electrónico.

En julio de 2010 me llegó la imperiosa necesidad de hacer, contra reloj, una Guía de Benidorm. Un “alguien” (de Benidorm) que la debía haber realizado, vencidos los plazos, dijo que no era capaz de terminarla. Entonces me llegó a mí el encargo, y la premura, y aunque me dieron ganas de mandarlos a la porra me sentí en la necesidad de aceptar el reto. Es que me gusta Benidorm.



Ahora sé que existe, pero hasta ahora no había sido más que una quimera.

En 2010, con el mes de julio por delante desarrollé un tocho académico infumable. Lo reconozco. Andaba yo metido en un trabajillo con el profesor Emili Obiol y no era capaz de desprenderme de esa pátina de manual universitario. El filtro de la familia fue demoledor: “esto es un ladrillo del 9”.

Siempre he aceptado el criterio de mi gineceo particular y guardé todas aquellas páginas. Me dediqué entonces a acaparar guías -y más guías- de compañeros de la FEPET y otros profesionales que a ello han dedicado tiempo y esfuerzo hasta que conseguí hacerme una idea de lo que mis chicas querían. No abandoné mi mentalidad de geógrafo, ni el espíritu docente, pero dejé fluir la vena periodística y… así salió este Benidorm que los chicos de Dimarco maquetaron e ilustraron (ahí no tuve absolutamente nada que ver).

El sombreadillo fosforecente y la sección “¿Sabías que…?”, creo, la hacen diferente a todas las demás guías.

Es que me interesaba que si caían en manos de algún ávido lector, éste supiera que además de ser la mejor ciudad nueva desde la IIGM (Lefreve, Iribas & Co.) Benidorm tiene “sus cosas”:  lo del uso del biquini, el que las playas tienen tratamiento de parque urbano, que Poniente es una Vereda Real de Ganado, que el modelo de ciudad que es Benidorm se estudia en algunos bachilleres (francés y japonés), que tiene el primer plan general de España para todo un término municipal (1956, aunque el de Barcelona, sólo para el casco urbano es un poquito anterior), que es la ciudad-espectáculo que todo el mundo sueña (“el teatro de los placeres”), que es eficiente energéticamente y muy sostenible, que es el Emporio del Sol, que es isla es equidistante de Canfali y los extremos de la bahía, que esta es la única bahía abierta al Sur en todo el Mediterráneo, que Sierra Helada es el acantilado plunging más alto del Mediterráneo occidental, que Emile Buffet le otorgó el título de “ciudad del Emperador” (Napoleón), que Benidorm tuvo en los inventarios municipales vacas (referenciados como “semovientes”) ya que existía la necesidad turística de ofrecer desayuno y postre de leche en los hoteles y el Ayuntamiento libró un préstamos para comprarlas, que enviábamos ramitas de almendro en flor a Escandinavia en enero y que fuimos capaces de realizar la Operación B-B (Benidorm-Bilbao, 1970) y recuperarla en 1995, que aquí se han rodado más de 300 películas, que aquí se firmó paz para Colombia (1956)… tantas cosas, además de las que hay, y caben, en una guía de las de siempre.

No está el Paseo de Poniente; pero es que entonces, cuando la parimos, no estaba. Eran sólo unas obras.

Y había más, mucho más, pero la cerraron tal que así. La terminé y la entregué mediado el mes de septiembre de 2010. El primer *.pdf para su corrección me llegó a primeros de noviembre y comenzó un tiempo espistolar electrónico de “esto sí”, “esto no”, “esto te lo cambio yo”. Al final quedó esto: Benidorm, con cita en portada al ¿pasodoble? De Pablo González Montamarta (Cecilio, me corregirá): “Benidorm, tierra de luz y alegría. Quiero correr el rumor, que si me pierdo algún día, me busquen en Benidorm”. Depósito Legal V-4706-2010Consellería de Turisme, 2011

Yo nunca la he visto en las oficinas de Turismo; ni en Fitur 2011 y 2012. Pero, existir, existe. Que yo tengo delante un ejemplar



No hay comentarios:

Publicar un comentario