27 feb. 2012

MÁS DE PARQUES



Ha traído cola lo del parque del post anterior. Tengo guapo el correo. Y me he acordado que hace unos días (16.02.2012) Times tenía un especial con 10 parques de esos que de por sí llaman la atención: Top10 Wierdest Theme Park. Llevo un tiempecito “estudiando” los recintos de ocio tematizados y no me ha ido mal; tengo varios trabajos sobre ellos y un Europa Universitas (año 2000) del que me siento muy orgulloso. Y sigo las novedades de un mundo apasionante como es este. Conocer, conozco bastantes; subir en las montañas rusas es otra cosa. Estudiar a la gente que los disfruta es el objetivo.

Fundamental es que exista “cultura de parques”. En los EEUU, donde la historia del hombre blanco es muy reciente (y no veas la del negro), precisan de esa “cultura de parques”. En la vieja Europa, la cultura de parques precisa de otros alicientes, aunque Disney y ciertos dibujos animados son un banderín de enganche genial. Y los han buscado y los hay. Cantidad.

Pero en esto de los parques hay mucha tela… Tanta que ya me manifesté “escéptico a Grand Scala”, lo que me valió que en aquél FITUR me prohibiera la entrada al pabellón de Aragón y una palabritas del jefe de prensa del señor Biel, y dubitativo con el proyecto murciano. Ya es definitivo que en los Monegros no van a hacer nada, y en altiplano murciano… pues tampoco.
Pero vayamos por partes y por el Mundo. Y en esta primera parte, los 4 primeros.

Voy a seguir la escala de Times y no la de los muchos otros medios que la han ido recogiendo desde entonces.

En el nº 1 colocan los del semanario norteamericano un invento por llegar: Noapoleonland. Aún no existe, pero es que la grandeur que rebosa Sarkozy va a hacer realidad este parque. Estará cerquita de París, donde se libró la batalla de Montereau (1814) y que fue la última de las grandes que ganó Napo, a los austriacos. Estará para 2017-2018 y la primera piedra para marzo de 2014. Dicen que está ya todo listo (el Telegraph británico), pero no me creo que se recreen las derrotas (Waterloo y Trafalgar) de uno de los héroes gabachos. Así ya tiene Asterix un compañero. El tabloide británico se pregunta: ¿Para cuándo un parque para De Gaulle?, así tendrían la trilogía. Me han contado que va a ser un Risk a lo bestia. Así, pues, a esperar.

Con el nº 2 han situado un parque lituano: Grüto Parkas/Grutas Park/El Mundo de Lenin. En 2001 no sabían qué hacer con tanta estatua de Lenin que terminaron montando en Druskininkai (a 130 km de la capital, Vilna), en la reserva del Parque Nacional Dzükija, una recreación de la era soviética en Lituania, con su Gulag y todo. Levantó mucha polémica y lo han edulcorado con atracciones y eventos. No tiene atracciones mecánicas ni montañas rusas, pero hay quien disfruta lo tétrico del gulag.

Para el nº 3 me han dejado un parque raro-raro-raro. Holy Land Experience (Experiencia en Tierra Santa) me llevó a un debate de los Cursos de El Escorial hace, por lo menos, diez años. Está en Orlando (Florida, USA) y supe de él en un viaje por allí. Claro los yankees, no conocen la Semana Santa de por aquí, salvando todas las distancias, y se me tienen que montar “una de romanos”. Se construyó en 2001, y desde 2007 es propiedad de la Trinity Broadcasting Netwoork, un holding de medios con 5 cadenas cristinas de tv con “misión” evangelizadora en EEUU. “La fuerza salvadora de Nuestro Señor Jesucristo” es el epicentro del parque del parque temático de la Biblia. No hay atracciones mecánicas, pero sí continuos espectáculos sobre la vida y pasión de Jesús y juegos para niños.

Y en el nº 4 una de las chorradas épicas con más éxito: BonBon Land. La historia es descojonante. “Bon Bon” es una celebérrima marca de golosinas en Dinamarca; está en Holme-Olstrup, a unos 100 km de Copenhague, y surge el parque ante la demanda de los niños por visitar la fábrica de increíbles “chuches” de formas grotescas y escatológicas. Como por salubridad no se permitía tamaña marabunta en la fábrica, su propietario -Michael Spangsberg- se inventa este parque en 1992 donde el tiovivo está suspendido de una ¡tortuga borracha!, los vagones de la montaña rusa son ¡animales con flatulencias! y en muchos lugares del parque están sus “mágeklater” vomitando, defecando o tirando desperdicios; pero tiene éxito. Hoy en día el parque, como otros 67 más en todo el mundo, es de la española Parques Reunidos.

Bueno, mañana más que me voy a la Feria del Vino de mis amigos Javier e Isabel de “La Cava Aragonesa”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario