3 abr. 2011

La vida en mapas


Target Map (Conocimiento más allá de las fronteras) es una web (http://www.targetmap.com), y una aplicación (gratis, en varias plataformas), donde mediante tus archivos de datos (en Excell, por ejemplo) y basándote en  Google Maps eres capaz de crearte tus propios mapas de las cosas más increíbles e inverosímiles, o utilizar las bases de datos ya existentes (propias, de particulares o institucionales) sobre las cuestiones más variadas. Si lo que te configuras lo quieres sólo para ti solito, pues pagas una cuota y punto. Compartir es lo más habitual. No hay que ser un experto de primer nivel, pero sí saberse manejar con datos y colores.

Si esta herramienta la hubiéramos conocido cuando estábamos en la carrera, otro gallo hubiera cantando. Es una gozada para el geógrafo; es utilísima.

En Targert Map puedes encontrar de todo ya hecho: desde cuestiones del PIB nacional por provincias a la densidad de hospitales privados en los Estados Unidos. Basta con suministrar datos y asignar intensidades y colores… Y… ¡voilá!... el mapa. Desde población de la provincia de Alicante al uso de la banda ancha en España.


Últimamente venía consultado los de las radiaciones en prefecturas japonesas tras el accidente de Fukhusima y de repente, en la sección “lo más visto” me ha dado de bruces con 2 mapas que no tienen desperdicio: “tamaño del pene” de los hombres y “tamaño de los senos” de las mujeres.

Con Target Map se puede confeccionar un mapa temático sobre lo que pueda imaginar: si hay base de datos, sale el mapa. Es la representación de un espacio geográfico concreto sobre un tratamiento estadístico documentado, luego es posible. Para el primero, la longitud del pene, se ha basado en una fuente estadística previa (http://www.everyoneweb.com/worldpenissize/) que nunca imaginé que existiera; para el segundo, el tamaño de los pechos, no citan la fuente pero se lo han montado y ahí está: trabajan sobre las copas de los sujetadores.


Del estudio de ambos mapas resulta que en cuanto al pene, los africanos del Congo y Ghana ganan en tamaño a todos los demás. América Latina no se queda atrás. España, con 13’85 cm de media está en el gran pelotón y no muy hacia arriba, pero va por delante de rusos y americanos. Los asiáticos son los más raquíticos y los de color más grave de este trabajo.


En cuanto a los senos de mujer ya existe una ley matemática surgida del estudio del mapa: el frío es directamente proporcional al tamaño del pecho. Con este dato… vamos aviados. Y, tratándose de frío, parece que las nórdicas escandinavas y las matronas rusas se llevan la palma. Las españolas están en una copa “B”, suficiente y lejos de las mejor dotadas, lo que hace bueno el dicho aquél de “pecho que la mano no cubre, no es teta que es ubre”.

Menos mal que salen cositas como esta para desengrasar algunas tediosas mañanas de domingo donde ni la prensa te anima. Menos mal que mañana es lunes… y saldrá el dato del paro. Menuda semana nos espera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario