10 dic. 2012

DE BENIDORM: UN MODELO DE DESARROLLO URBANO (VIII)




LA PLAYA DE SAN JUAN Y OTRAS INICIATIVAS ALICANTINAS


El proyecto de Alicante se llamará “Ciudad-Jardín de la Playa de San Juan” y los alicantinos terminarán llamándolo “Ciudad Prieto”.

Proyecto de Urbanización de la Playa de San Juan
Ciudad Prieto
Se presentó para un territorio delimitado por la Sierra de San Julián y la Serra Grossa, la playa de la Albufereta, el cabo de las Huertas y las playas de San Juan y Muchavista.

El territorio carecía de explotación, salvo pequeñas parcelas de uso agrícola. Las playas eran, aún entonces, inaccesibles salvo por la vía de Ferrocarriles Estratégicos de la línea Alicante-Denia.

Lo primero fue construir una carretera que uniera La Albufereta con Alicante.

Como no existía ley de urbanismo de ámbito nacional que regulase estas actuaciones se aprobó el 25 de agosto de 1933 la Ley Especial de la Ciudad Satélite de Alicante para poner en marcha este complejo y al concurso se presentaron destacados arquitectos del momento como Gabriel Penalva y Pedro Muguruza.

El proyecto arrancó en la misma playa, con un discurso político del ministro Indalecio Prieto en el que destacó que “el Estado debía intervenir activamente en el tema urbanístico” y en el que dio las pautas de actuación. Anunció allí mismo la promulgación de una ley que facultaría al Ayuntamiento de Alicante a confeccionar un plan urbanístico para la zona[1], pretendiendo la construcción de “una ciudad satélite turística con todos los adelantos y progresos conocidos que constituya un centro de atracción de turismo comprendiendo: Gran Hotel, balneario, club de golf y campos de deportes”.

Eran los días de las grandes obras urbanísticas en Madrid -Parque Residencial (1931-33) y la Colonia de El Viso (1933-36), del arquitecto José Bergamín- y las nuevas realizaciones del urbanismo turístico en Gavá y Viladecans por el tándem de arquitectos Sert y Torres-Clavé.

Pero a diferencia de estos otros proyectos, la Ciudad Prieto se piensa, desde el principio, exclusivamente orientada al turismo exterior (internacional) como elemento de potenciación económica.

Prieto cumplió y el principal proyecto, firmado por Pedro Muguruza, fue aprobado por el Ministerio de Obras Públicas el 1º de octubre de 1934… pero la Huelga General Revolucionaria (la Revolución de Asturias) que estalló al mismo tiempo (5 al 19 de octubre) paralizó el proyecto.

Antes, el gobierno radical-cedista (de centro derecha) surgido de las urnas (elecciones generales de octubre 1933) había exigido un estudio sobre el abastecimiento de aguas a la nueva ciudad satélite. Y el estudio se comenzó a desgana, a sabiendas de la dificultad inherente ya entonces.

Las elecciones de 1936  dieron paso a un nuevo gobierno que, de nuevo, impulsó la idea, pero la Guerra Civil la truncó, y aunque en 1958 se retomaron los viejos planos, ahora bajo el nombre de Urbanización de la Playa de San Juan y con arreglo a la Ley del Suelo de 1956, todo quedó muy lejos del proyecto de 1933; ahora la idea se centraba en la opción turística de los propios españoles.

De aquellos innovadores años 30 del siglo XX y en materia turística son también las construcciones de veraneo de las costas de Oropesa, Cullera, Gandía, Las Rotas (Denia), El Montañar (Jávea), El Portet (Moraira), l’Olla (Altea), Playa de Levante (Benidorm), Paseo Dr. Esquerdo (Villajoyosa), alineaciones de Santa Pola y Playas de Los Locos y El Cura (Torrevieja), sin apenas planificación urbanística que enlace con un proyecto residencial. Sí, porque en Benidorm todo empezó con un diseño para la actuación urbanística sobre la Playa de Levante, ajena al casco tradicional y buscando un toque de calidad.

En los años 30, lo de la urbanización turística era ya el sálvese quien pueda.




 



[1] Jaume Giner Álvarez. La platja de Sant Joan com a ordenació urbana 

No hay comentarios:

Publicar un comentario