2 dic. 2012

DE EDDY GUERIN Y MARÍA JOSÉ PRENDES EN “LOS CAFÉS DEL MELIÁ”



Eddy Guerin y María José Prendes estuvieron en el último café de noviembre de “Los cafés del Meliá”. Cecilio González, nuestro contertulio más musical, estaba feliz; como ellos.

Meliá Benidorm
Eddy es uno de los pocos genios vivos que nos quedan en la música y su humildad, a día de hoy, apabulla. María José, su esposa, se le nota en la mirada, está absolutamente enamorada de Eddy; y él de ella. Se les nota en la mirada; son felices. Y han elegido Benidorm para disfrutar. Nosotros hemos alterado un poco sus vidas por una tarde porque les invitamos para que nos hablaran de ellos, para pasar unas horas de cháchara, al aroma de un café “con pastas”, para conocerlos mejor.

Es que es lamentable que no se les conozca más. Lo comentábamos: ha muerto Juan Carlos Calderón, murió Augusto Algueró, y apenas unas reseñas lo suficientemente rotundas para recordar su importancia real. Y han sido lo mejor de la música española. El maño Guerin no les iba a la zaga, es el tercer vértice de ese mágico triángulo. Como arreglista, sin par; director de la Orquesta del Festival de Benidorm en varias ocasiones; pilar musical de los mejores artistas de este país: Eddy Guerin.

María José le miraba embelesada y apostillaba algunas cuestiones; se sentían bien. 

Nos contó María José que cuando se casó con Eddy abandonó una brillante carrera en el teatro y en la música. “Me retiré del teatro para ponerle la bufanda al genio”. Ella es una Prendes, sobrina de Mercedes y Carmen Prendes, hija de Luis Prendes; y como su padre, enamoradísima de Benidorm. Luis tiene calle y busto en Benidorm, como en Melilla (su ciudad natal). María José, orgullosa, recordó cuando la gente en la Playa de Poniente, en La Cala, referenciaba su posición en la arena a izquierda o derecha del gran actor.

Por cierto, si bien Eddy señalaba que en lo musical vamos perdiendo cada día más en favor del espectáculo y los saltitos, María José ve con optimismo el futuro del teatro, independiente… el que se hace con grandes dosis de ilusión y por ello engancha al público.

Eddy comenzó en el Hot Club de Barcelona, un templo del jazz surgido en los años 30. Y en nada llegó a ser el director de la orquesta del Casino du Liban (1962) en Mameltein, sobre el Mediterráneo, a un ratito de Beirut. El Casino du Liban competía con el todo Las Vegas cuando Beirut fue, entre 1953 y 1975, el París de Oriente y el epicentro de las financias y la diversión de medio mundo. Líbano había sido protectorado francés y se hablaba francés; Eddy vivió una fantasía francesa al más alto nivel.

Eddy, todo un nº1, se vino p’a España en 1973… y la Guerra Civil del Líbano estalló en 1975… y se fue a pique aquél emporio.

Por la vieja piel de toro Eddy se centró en el mundo de la música, las discográficas y los artistas… hasta 2003 que dijo: “Hala, vamos, p’a Benidorm”. Y se vinieron.

Pero hasta entonces, trabajó con casi todos. Es que hay gente con la que no le ha gustado trabajar; y no la he hecho. Elogió a Manolo Escobar, que este viernes se nos unió la tertulia; tertuliano es y ya lo echábamos de menos, como benidormese y amigo. Y descubrimos, en el mano a mano entre los dos, que hay un disco que no ha visto la luz, un trabajo musical de Eddy, sobre zarzuelas, con la voz de Manolo; un medley de zarzuelas.

En 1999 pasó a ser director musical de Antena 3 TV, años felices que también recordó para nosotros.

Ni que decir tiene, se sucedieron mil y una anécdotas con este o aquél cantante, esta o aquella cantante, sobre tantos años de la música. José Luis Fdez Rizo, que acudió a una de las tertulias para someterse a nuestro “tercer grado”, se sumó por teléfono (desde Madrid) para significar que no había conocido a profesional más capaz de imponer respeto y profesionalidad a una orquesta, y ser más admirado por sus músicos, como Eddy. Y nos fuimos templando con vivencias en medio mundo, cosas de estudios de grabación y partituras, capacidades y discapacidades musicales, miedos y fobias de artistas, poses y mentiras. De todo hubo. Desde los teclados de Mecano a los temas de Julio Iglesias, las irrupciones musicales de La Trinca o las partituras de “Marinero de Luces” de la Pantoja, Eddy Guerin lució profesionalidad y maestría a la hora de lidiar algún compás desafinado en las preguntas; estuvo en todo.

Y nos habló de casi todos: Alejandro Sanz, José L Perales, Los Marismeños, Pastora Soler, Luis Miguel, El Fari, Alberto Cortez, Los Chuinguitos, La Grecas, Los Canarios… Y nos contó los inicios de la práctica totalidad de los que son y han sido algo en ese mundo de la Música; incluso de la SGAE y sus directivos…

Pero lo que pasa en “Los cafés de Meliá” se queda en los posos de las tazas. Para saberlo hay que estar allí, entre amigos.

Por alusiones, defendió la honestidad del Festival de Benidorm; muchos ganadores se sorprendieron de hacerlo, y nos contó alguna anécdota de alguna canción que llegó fuera de plazo… y ganó. Y lo que pasa en “Los cafés…”…

Se definen Eddy y María José como “dos jubilados más” que han elegido Benidorm; un Benidorm al que le falta una buena publicidad y no descuidar tanto la cultura.
Prometieron sumarse a los próximos cafés. 


Nota: No hay fotos de protagonistas –ni de tertulianos- en este post porque el fotógrafo oficial de la tertulia (el que no toma café y sí tónica) se nos fue en un viaje del IMSERSO. La edad ya no nos perdona. Pero en cuanto encuentre alguna decente de la pareja, las coloco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario