6 sept. 2014

DE CUANDO LOS PERIODISTAS ÉRAMOS UNA PIÑA EN BENIDORM


Comentaba yo en un reciente Post que esto de los Medios de Comunicación en Benidorm había cambiado mucho.

Me pongo la “tirita” antes de que me hagan la herida: ahora no sé cómo están las cosas del día a día, pero… no veo yo lo de “mis tiempos".

Recuerdo que cuando llegué aquí me encontré con que aún dentro de la tradicional competencia por la mejor y más completa información, por la exclusiva, por ser los primeros en contar algo, y contarlo bien, había una sana camaradería. Más que sana, sanísima.

Nosotros, los plumillas, a pesar de todo, salíamos por la noche a tomar copas. No es que uno cubriera de información por otros, pero -aún- manteniendo las distancias había amistad y camaradería.

Otoño de 1987
Como ejemplo, esta foto del otoño de 1987 en la que se nos une un concejal. Pero ahí estamos, de izquierda a derecha, en la fila de atrás: el incombustible Vicent Fuster, yo, un breve compañero de fatigas que ahora mismo con sitúo bien en nombre, curso y número, el infatigable Vicente Zaragoza, el llorado Manuel Ballestero, un joven Carlos Esteve y el concejal (Chema Pajín) que de cuando en vez (que no es lo mismo que de vez en cuando) se nos unía. En primera fila, la de abajo, y también de izquierda a derecha, el genial Flix, entonces aún Félix Sánchez Luego, el siempre inquisidor Jaime Esquembre y un genial Manolo Aroca que había dejado las bártulos diarios por el Gabinete de Prensa del Ayuntamiento. De los que estábamos en la brega diaria de entonces falta en la foto Leopoldo Bernabéu quien, tal vez por las fechas postreras de 1987 a las que se refiere este documento gráfico, estaría de pugna con Blas Candela (digo yo) y por eso no aparece en la foto. Pero eso es un suponer que no fideliza mi neurona.

Éramos una panda y una pandilla. Al poco se nos fueron uniendo más y aparecieron las periodistas. No es que entonces, y antes de entonces, no las hubiera… (entonces Mª José García y antes Coque Barceló… y otras) pero no estaban en las farras y en las barricadas.

Fueron tiempos épicos. Y claro, tampoco están los que no estaban en la brega diaria y que seguía en la prensa como Miguel Alberto Martínez Monge, Juan Portolés, Manuel Esquembre (MAESBA) y alguna otra firma que existía pero que ya no se prodigaba tanto. Incluso fotógrafos, como el incombustible -e inolvidable- César.

Seguro que me dejo alguno, pero los de la foto éramos los del día a día.

Por ahí rulan una fotos donde estamos absolutamente todos los de los Medios de Comunicación acreditados en Benidorm, que en el 96 éramos legión, en una cena casi de despedida de Eduardo Zaplana como alcalde de Benidorm; estábamos todos, pero no era como en el 87… había codazos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario