23 sept. 2010

La AEMET se tira al monte

Ya estamos en otoño. Dicen que desde las 5’09 AM de hoy y por 89 días y 20 horas.

A partir de ahora las horas de sol se irán acortando a un ritmo de 3 minutos diarios…. y ahorita mismo, por las noches, estamos en “luna de cosecha”, una luna gorda y luminosa que cuando nos regíamos por episodios agrícolas resultaba fundamental. Bueno, pues una “luna de cosecha” como ésta no se había producido desde el 23 de septiembre de 1991… y aún no me ha salido nadie -caletólogos/enfriólogos- para apuntársela en su haber. Qué raro.

Volviendo al otoño, la previsión de la AEMET dice que será “normal” en la Comunitat Valenciana. Y yo me pregunto: ¿qué coño es “nomal”? “Normal”, ¿en comparación con qué?, ¿con uno de sus modeletes informáticos?

En fin, ¿les creemos?

Pues va a ser que no mucho. Y me explico.

Cuando han hecho el resumen climático del verano han meado fuera de tiesto todo lo que han querido: “julio y agosto y la mitad de septiembre -¿¿??- han sido los más cálidos desde 1970”. Ni en el Almanaque Zaragozano han podido encontrar ese dato. ¿Qué pasa con junio?; ¿ya no es verano el mes de junio?

Ojo con extrapolar (palabro que empleo por ser “elegante”). Esto parece la cocina del CIS.

Si te da por leer la noticia descubres que esos datos de julio-agosto-1/2 septiembre están en relación con el periodo ¡¡¡1971-2000!!!… releo: 1971-2000… ¡Pero si estamos en 2010!, siglo XXI.

¿Han tirado un alfarraso y la cosa ha quedado en el 2000?; ¿qué pasa con 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008, 20098, 2010? ¿Errata?, ¿fallo?, ¿despiste?, ¿otra vez el famoso Y2K haciendo de las suyas?, ¿mala intención?, ¿sectarismo?... ¡Ostras, Pedrín, que conspiranoico me estoy volviendo!

Pero no; resulta que los datos esos van en referencia al periodo 1971-2000, así como suena. Yo hago la valoración y corto por donde quiero. ¡Genial!, el siglo XXI no puntúa aún.

Me hago un enjuague bucal (por blasfemar) y leo en El Mundo y en El País, y en El Periódico, y en todos… que se habla por en medio del texto del mes de junio. ¡Cielos, existe; como Teruel! Claro, que si metemos junio en el cómputo ya resulta que este verano se cae hasta el octavo lugar de los calurosos del ya famoso periodo 1971-2000. Y es que en junio de 2010 refrescó.

El Mundo añade que “en los últimos 10 años ha habido cinco veranos más cálidos…” que éste de 2010. Entonces, resulta que aparecen milagrosamente referencias a los años 2003, 2004, 2005, 2006 y 2009. Atención, pregunta: ¿los veranos del siglo XXI computan o no, según nos interese?

Con esta aparición del siglo XXI en el cómputo, este de 2010 ya no sólo no es el “verano” (segmentado) más caluroso en esos 40 años (1971-2000), es que ni siquiera es el 8º “verano completo”. Así, entiendo yo, estamos ante el décimotercer verano en el ranking calentólogo. Y metidos en el siglo XXI, sería, como he oído ya por ahí, el 6º más cálido… ¡ó el 4º más frío!; por joder que no quede.

Si me voy a las precipitaciones resulta que si junio, digo yo manejando datos AEMET, fue un 75% más lluvioso, y el dúo julio-agosto un 50%, y la cosa veraniego-pluviométrica ha estado más húmeda de la cuenta. Y en cuanto al año hidrológico, desde el 1º de Octubre de 2009, al final resultará que a punto de finiquitar (el 30 de septiembre) será también más húmedo. Ya no vivo pensando en el que dirán los calentólogos.

En fin, que no sé yo qué va a pasar este otoño; la AEMET se ha tirado al monte y se ha hecho de la Secta.

¿Me creo su predicción otoñal?

Ni sí, ni no, sino “todo lo contario”, que en valenciano se dice “tot el contrari

No hay comentarios:

Publicar un comentario