21 oct. 2010

Nuevo gobierno: el orden de los factores...

Hoy, sin lugar a dudas, hay algo que me impele a hablar del Gobierno. Hoy; no mañana, como siempre decían Tip y Coll.

Uno tiene desde primera hora de la mañana de ayer la impresión de que ha salido esta crisis de gobierno para tapar lo hediondo de estos presupuestos. Aunque también puede ser, veleta insegura de la no-crisis, que ZP haya movido ficha… pero no llego a saber para qué. La batuta se le dieron (dimos, mal que me pese) los españoles, otra vez, en 2008 y hay director para rato, aunque desafine, compre partituras de otro a buen precio y el público abandone la sala. No entiendo la insistencia de Rajoy; todos sabemos que ZP está dispuesto a hundirse con el barco, aunque en el barco esté yo, o a salir airoso. Los datos del paro le bajarán de la nube.

A mí lo que me gusta es que domingo en Ponferrada la no-crisis se limitaba a reemplazar a Corbacho y después de la siesta dominical la cosa fuera gorda. El orujo de El Bierzo trae estas cosas, aunque previamente no comieran botillo ni probaran la androlla (que es casi lo mismo).

De todo lo de ayer lo que más me gusta lo que llaman “la clave valenciana”.

A la vice, a María Teresa, le han dado en toda la línea de flotación (“ya lo comentaremos”, dijo a los medios) a las 24 horas de firmar -PP, PSOE, CiU y PNV- una reforma electoral que dice que lo de que empadronarse por motivos electorales está feo; muy feo. Vamos, que ayer le dicen que lo suyo en Beneixida es fraudulento, cuando menos, y hoy me la largan al Consejo de Estado y debe renunciar a su escaño; a los cinco minutos, y con la Vice-vogue aún caliente, la Agencia EFE ya lanzaba a los cuatro vientos que Margarita Pin, el nº 9 de la lista por Valencia, la sustituiría. ¿Había prisa?; como si no hubiéramos ya sacado la papeleta del archivo para ver quién iba detrás y consultar el calendario.

Casi del mismo calibre ha sido lo de Leire P: ¡¡ministra de Sanidad, Igualdad y Política Social!! Jo, el pueblo de Benidorm ya “ha dado” tres ministros a España.

Leire P seguía a medio día llevando el chip político, y se va a un ministerio sin competencias porque las que quedan por desarrollar llevan trabajo, y… no creo yo que le de por desarrollar. Tiene la competencia actual de reunir al consejo interterritorial y hablar de la gripe A, y la de aplicar el castigo del fumar. En fin, cosas de la vida.

Ayer, al caer la noche, a eso de las ocho, me fue a dar un voltio con “Putoperro” y resulta que, en mi área, lo de Leire… ni fu, ni fa. Irse más allá de la Triangular no entraba en la hoja de ruta del peregrinar vespertino con el semoviente, y la verdad, me da lo mismo que lo mismo me da. Y luego estaba la cosa de la “Plataforma por Benidorm” que le organizaba una cena de jaboncillo alcaldable a Agustín Navarro (diciendo el Diario INFORMACIÓN que “Un grupo desconocido de empresarios” le habían organizado el sarao) y no estaba uno por deambular por aquellos pagos. Ahora bien, a 72 horas de que le digan si encabeza la lista y con Leire en nuevos cometidos, no sé yo por dónde terminará por sonar la flauta. Hoy resulta que “los 400” le bailaron el agua a Agustinet. Quién lo ha visto y quién lo ve.

Y luego, con Leire P, me queda la duda de saber si con este nuevo mérito meritorio ministerial tendrá que seguir pasando el “examen de valencianía” de Les Corts para el que ha sido citada el día 2 de diciembre. Todos los senadores valencianos pasan “la prueba”.

Y como en este país nadie da puntada sin hilo, a la media hora de saberse que iba la chica a esos nuevos cometidos sanitarios van y me piden ya la dimisión por usar la denostada y “milagrosa” Power Balance y… ya hay un grupo en Facebook (Para que Leire Pajín deje de ser ministro de Sanidad, con 920 acólitos ya… cuando escribo esto).

Y cierro con lo de los tres ministros de Benidorm; con Leire, tres, aunque “no nacidos” en el poblet. Emilio Ortuño Berte, hijo del benidormer Tomás Ortuño, nació en Orán, dónde su padre era Cónsul General de España, y por benidormer se le tiene... en el pueblo. Emparentó matrimonialmente con Francisco Silvela y los conservadores de entonces, y fue ministro de Fomento del 17 de febrero al 1º de septiembre de 1920 (6 meses y medio), aunque pasa a la Historia como Director General de Correos y por haber creado la Caja Postal de Ahorros y promover la construcción del Palacio de Comunicaciones de Madrid, hoy Ayuntamiento de Gallardón. Mucho más reciente es Eduardo Zaplana; fue 51º ministro de Trabajo, del 10 de julio de 2002 al 18 de abril de 2004, además de 2º presidente de la Generalitat (3 de julio de 1995 al 10 de julio de 2002). Ahora empieza la cuenta para Leire P, 16ª ministra del ramo, pues su ministerio empezó a andar como tal en 1977. Y veremos por cuanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario