16 ago. 2010

Pepiño me jode el cumpleaños

El ministro Blanco se sumó ayer a mi fiesta de cumpleaños y me regaló el anuncio de subirnos los impuestos con una de esas cargas de profundidad tan efectivas como el misil “amigo” que hundió el Kursk hace una década: “Blanco sugiere aumentar hasta 6 puntos la carga fiscal en España” (La Vanguardia, dixit [Portada y sección Economía, página 45]). ¿Impuestos europeos con sueldos marroquíes? Es demencial. Si el rumor es la antesala de la noticia, las declaraciones de Pepiño son la confirmación de la catástrofe.

Según Eurostat, aunque en función de la versión que te descargues y con datos al 28 de Junio de 2010 sobre referencias de 2008 -que conste- sale un porcentaje u otro, los datos armonizados sobre impuestos en la UE-27, reflejan que España impone (de imponer, referido a gravar, y de meter miedo en el cuerpo) el 33’1% de lo que “movemos” (aunque en la versión en alemán dice que el 37’1%), que es menos que Suecia (48’3 ó 47’1%, según versión), Francia (53’3 ó 42’8 %) o Alemania (39’5 ó 39’3 %), pero más, según el texto consultado, que la pérfida Albión -UK- (36’3 ó 37’1 %). Vamos, que pagamos menos que nadie (ya saben, ¿quién es nadie?).

España graba, en términos medios, las rentas de capital en un 42’4%, las del trabajo en un 31’6% y el consumo entre un 14’1 y un 15’09%... sin computar el reciente aumento del IVA.

Es más: el salario medio en España está en 21.500 € brutos/año; la mitad que en el Reino Unido, Holanda y Alemania y un 20% inferior a la media europea, según el informe de Adecco en enero de este mismo año.

Con el mismo informe Eurostat de antes -datos 2008- resulta que el salario mínimo interprofesional mensual en España era de 600 € (hoy, en 2010, llega a los 633’30 €; a 21’11 €/día) y el de Grecia era de 681 €/mes… y el Gran Bretaña de 1.148… y el Francia de 1.321… y el Bélgica de 1.336… y el de Holanda de 1.357… y el Luxemburgo de 1.610… En Alemania o Suecia, por ejemplo, no existe el SMI, pero la oficina estadística alemana dice que el límite inferior de la tabla salarial media era de 1.210 en aquellos días y 1.315 a día de hoy, por la crisis.

¿También manejan estos datos los del equipo gubernamental habitual de la Oficina Siniestra que sirve las píldoras ministeriales del Día de la Virgen de Agosto?

Luego está el informe Doing Bussines 2010 donde se destaca que la carga impositiva empresarial española es una de las cinco más altas de la UE (56’9% de los beneficios), aunque nos superan Italia (68’4%) y Francia (65’8%). ¿Quién se atreve aquí a la lanzarse a la aventura empresarial?

No hay comentarios:

Publicar un comentario