23 ago. 2010

Turismo: una alegría momentánea

La ocupación hotelera media de la provincia de Alicante de la primera quincena de agosto, contando con Benidorm, ha sido del 88%; la de Benidorm, 89’2%. La 2ªse veía con cierto optimismo.

Los datos de HOSBEC van más rápidos que los de la Secretaria de Estado de Turismo. Hoy se han hecho públicos los de julio, donde la llegada de turistas ha crecido un 4’5%. El volcán islandés, y la huelga de los controladores franceses, ha hecho que en los siete primeros meses del año estemos un 0’4% por debajo de las cifras de 2009, con 30 millones de turistas. El año lo acabaremos mejor que el anterior, pero…

La Consellería de Turismo, por su parte, ha dicho que la Comunitat se consolida “como destino turístico vacacional”… hemos aumentado un 0’5% en julio… y mantenemos una caída interanual de un 1’8%... Menos mal que la cuenta saldrá al final.

Pero hay que revisar la cosa porque estamos perdiendo posiciones en el ranking mundial desde 2008, en que los EEUU nos adelantaron. Ahora, 2010, lo hace China.

El país de moda, a final de año, se consolidará en el tercer puesto del ranking mundial del Turismo donde Francia sigue de líder (71 millones para 2010), seguida de los EEUU (55’5). Luego estamos China (54’7) y España (52’8). Muy lejos -41.5 millones- llega Italia y, detrás, el Reino Unido.

Y así, vamos a estar en 4º lugar toda la década ésta, en la que China escalará posiciones para ponerse en 2018 como líder, desbancando a Francia que, pase lo que pase, los próximos siete años seguirá siendo líder.

En 2009 recibimos 52’2 millones de turistas -WTTC y Gobierno de España, dixit- y este año cerraremos con 52’8… y quedaremos fuera del podium y de las medallas; un diploma y gracias. Y lo más grave es que, según previsiones, los de cabeza se irán distanciando inexorablemente, desde 2016, de las cifras de España mientras que Italia nos hará sentir su respiración en el cogote.

Si en 2001 conseguimos escalar a la 2ª posición, desbancando a los EEUU -que lloraban el 11S-, la cosa es que sólo nos ha durado la plata olímpico-turística hasta 2008, y la caída ha sido dura después del récord de 2007 que nos hizo rozar a Francia.

Urge estudiar qué hacemos, cuando menos, para mantenernos con “diploma olímpico” en Turismo.

En las Tertulias del Meliá, en septiembre, nosotros vamos a estudiarlo. Alguien más, de más nivel, debería hacerlo también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario