24 ene. 2011

Blue Monday. Hoy es el día más deprimente del año.

Ya saben que de un tiempo a esta parte Cardiff, la capital de Gales, me tiene fascinado. La penúltima cosa, siempre habrá algo más, es la de hoy.

Hoy, 24 de enero, además de leer en el Santoral que es San Francisco Sales (patrón de los plumillas) es el Blue Monday: el día más deprimente del año.

Esto lo ha dicho, ecuación matemática por delante, el profesor (doctor dice la nota de Europa Press) Cliff Arnalls. De momento sabemos que Arnalls fue tutor (una categoría algo extraña en la vieja piel de toro) en el Centro de Formación Permanente de la Facultad de Educación de la Universidad de Cardiff. Ahí está la conexión: Cardiff University...

Pero ya no mora por allí. Pero queda su legado: la ecuación que nos lleva a que hoy sea el día más deprimente del año. 24 de enero... justo un mes después de la Nochebuena, 24 de diciembre (solsticio de Invierno) y 5 meses antes de que llegue el 24 de junio (solsticio de Verano, San Juan) por donde cae, con la misma fórmula, el Happiest Day, el día más feliz del año.

Y vamos con la fórmula. Los anglosajones utilizan la letra "W" para referirse al tiempo, que no al clima (quieren decir el "tiempo meteorológico"), y la versión para España, de la misma fórmula, utiliza la letra "C"... de clima, cayendo en la trampa saducea de confundir tiempo con clima. Pero eso ya es otra cosa. Mejor simplificar, para ambos casos, como "factor climático"... y yo más feliz.

Arnalls por medio tenemos que... a través de tres distintas formulaciones matemáticas se llega a la misma conclusión: que un lunes de enero, en torno al 24, es el día más funesto y un día de junio, cercano al 24, es el más feliz. Elijan Uds. mismos:

[W + D – d] Tq  /  M Na  
ó
[1/8 C + (D-d)] [3/8 T l M Na]
ó
O + (N x S) + Cpm / T + He

W, ó C, representa el factor climático (el tiempo meteorológico de estos días de enero: ¡fríos!); D cuantifica las deudas contraídas en el periodo navideño (la desintegración de la tarjeta de crédito) que llegarán a final de mes. d representa la paga del mes de enero (minúscula para hacer frente a la afrenta económica). T es el tiempo transcurrido desde Navidad (25 de enero... cuando fuimos felices). M cuantifica las motivaciones que nos hayamos propuesto en el año nuevo (ir al gimnasio, adelgazar, dejar de fumar... una vez más). Na debería cuantificar la imperiosa necesidad de cambiar de vida: año nuevo, tiempo nuevo y l (letra ele) es el tiempo transcurrido desde el último intento fallido de dejar un mal hábito (dejar de fumar, por ejemplo). En la tercera fórmula, la más compleja a la hora de mesurar los parámetros, O -de ocio- es la actividad al aire libre que se desa practicar, N representa las ganas de integrarnos en la naturaleza que tenemos, S representa la integración social (variable, según quien nos la mire), Cpm serían los buenos recuerdos de los veranos de la infancia, T la temperatura del momento (fría en diciembre y enero) y He las vacaciones (de verano) que quedan tan lejos. Esta última fórmula, la verdad sea dicha, es más filosofal, pero...

Utilice la que utilice, llegará al Blue Monday y al Happiest Day sobre el 24 de enero y sobre el 24 de junio. Usted mismo... 

En fin, que Ud. disfrute este Blue Monday en la confianza de que tardará 365 días y 6 horas en regresar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario