27 ene. 2011

¿Expectativas de futuro?...

Ayer, Mariano Rajoy me metió el miedo en el cuerpo al recordarle al presidente Rodríguez Zapatero que, por muy estructural que se diga desde el Gobierno que es la cosa, el 43'6% de los españoles menores de 25 años no tienen posibilidad real de trabajar. España es líder en paro juvenil.

Siendo grave la cosa, el verdadero problema radica en que tal como está el parque, y como lo van a poner, si no se empieza a trabajar de forma ininterrumpida a los 25 años no hay forma de cobrar una pensión pública mínimamente digna al llegar a la edad de jubilación (63'5 años que es la "real" de hoy; 65, que es la legal a día de hoy; 67, que parece ser la legal desde el viernes 27 de enero).

Cuando a principios de 2009 se publicó el Informe sobre Estrategia Nacional de Pensiones, inmersos como estábamos en SIGA-cma (mi consultorcilla, con los viejos compañeros de Facultad) en un estudio demográfico sobre Turismo y 3ª Edad, ya nos descargábamos en un análisis que metía miedo, nos dijeron quienes nos encargaron el estudio,  al situar en la ecuación la demografía, el paro y la crisis económica que vivíamos (y vivimos), comparando España con nuestros potenciales emisores de turistas. Y el tiempo va y nos da la razón. 

Dejando la UE-15 de nuestros potenciales viajeros y centrándonos en España, tenemos a día de hoy, 8'8 millones de pensionistas a 879 €/mes (12.300 €/año) de pensión media. Se van a congelar esas pensiones públicas mientras sube la luz (casi 12% real, dice la OCU) y casi todo lo que necesitan para vivir. Como a todo hijo de vecinos, pero es que estamos en el tema de las pensiones de los españoles (hablamos de nosotros mismos, que dentro de algo más de una década estaremos en el ajo este) que resulta que las pensiones públicas de los españoles sólo llegan al 63% de la prestación media de las pensiones públicas de los europeos de la UE-15 (sector rico; la de los de arriba); resulta que el promedio es del 92% para los demás europeos de la tabal alta.

El caso es que con el paro que tenemos, y que crece, las cotizaciones de los que trabajamos (y cotizamos) ya no son suficientes para atender a los que salen del sistema laboral e ingresan en el público de pensiones, con lo que entramos en riesgo absoluto de quiebra del Estado del Bienestar. Era mejor el de los Incas.

Ahora mismo, en el Sistema Público tenemos que satisfacer 5'2 millones de pensiones de jubilación laboral, 2'3 millones de pensiones de viudedad, 272.000 pensiones de orfandad, 950.000 pensiones de incapacidad permanente y 38.000 pensiones del apartado "favor-familiar" que, en total y para 2010, requirieron noventa y cinco mil millones de euros (95.320.464.128’89.- millones €). En la última década casi hemos duplicado el gasto en pensiones: de 51.000 millones a 95.000 millones, con apenas un millón más de españoles en el lío. Pero es que con este, al parecer, descomunal dispendio, resulta que el 77% de los españoles que reciben pensión no llegan ni a ser "mileuristas". El gasto en pensiones en España es del 8'9% del PIB (español) mientras que en los demás países del nivel UE-15 el gasto está en el 10'2% de sus PIB (que son mayores que el de España).

La pensión media de un Juan Español al jubilarse se queda en la mitad de los ingresos medios que pudiera cobrar cuando estaba en activo con 50-59 años; un dato alarmante que proporcionan desde Gestha, los técnicos del Ministerio de Hacienda.

A día de hoy, con base en la reforma de 2002, cotizando 27 años (que parece ser la media) se tiene derecho al 84% del sueldo. Con 35 años, o más, se consigue el 100%. Con la nueva reforma que viene la cosa se va a poner durísima: 38'5 años tal como está ahora el mercado laboral.

Encima, la tasa de natalidad de 2010 ha sido de 10'57 nacimientos por 1.000 habitantes... ¡la más baja desde 2006! El número de hijos por mujer fue de 1'38  (un bajonazo; en 2008 era de 1'46)... lejos del reemplazo generacional de 2'1 hijos/mujer. Encima, las españolas retrasan maternidad: en 2010 se fue hasta los 31'12 años.

En fin, que somos más, nacen menos y se nos mueren menos… Cada día, si no se arregla la cosa, somos menos trabajando para más que se jubilan. Necesitamos los 2’1 hijos por mujer (sólo reemplazo generacional), pero eso sólo se consigue si los jóvenes tienen la suficiente tranquilidad para entrar al trapo. Vamos, trabajo y expectativas de futuro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario