27 abr. 2010

Plan 2000E; cinismo al cuadrado

Aún conservo los papeles. Hace un año, cuando el Plan 2000E para la compra de vehículos anotaba a vuela pluma un comentario, a través del dial, del profesor Centeno, que ya advertía de ello, a la vista de que no había leído cláusula alguna que dijera lo contrario, y alertaba de la tributación (como todo bien en especie). Hombre, Centeno predica en campo contrario y podía tener un ramalazo de autoridad -¡académica!, faltaría más- y querer dejar con el tafanario expuesto al Gobierno. El caso es que ahora he vuelto a oír la vocecilla del motorizado señor Palma diciendo que en las muchas reuniones el Gobierno nunca les advirtió. Y eso me rebela.

He criticado los brotes verdes tantas veces anunciados; ¡eran moho! Del Plan 200E yo dije aquello de que invirtiendo millones dinamizaban la cosa… Y la cosa ha quedado así: han invertido 70 millones y a cambio han obtenido unas aportaciones a la Seguridad Social, por puestos de trabajo en el sector del automóvil, de 2 millones; 112 millones más en el impuesto de matriculación de los nuevos coches adquiridos y ¡¡¡quinientos diez millones!!! (510) en IVA, el 16% de IVA de los vehículos acogidos al plan. Total: seis cientos veinticuatro millones de euros. ¡¡¡Casi el 900% de rentabilidad a la inversión!!!

Bueno, y con esas cifras, del 891’4 % de rentabilidad, aún tienen narices a querer cobrar la retención sobre esos 2000 puñeteros euros que posibilitaron que muchos españoles renovaran coche. El total de esas retenciones sumarían 4 millones, que vuelven a salir del bolsillo de los españoles que se quedan con un palmo de narices. Tiene cojones; hasta la patronal del sector se considera estafada. Nadie les informó específicamente de este efecto tributario (Palma, dixit).

Vale que todas las ayudas tributan; vale que sólo quedan exentas aquellas en las que se hace constar esa calificación, pero ¡qué morro que tienen! Y con el paro en el 20’5% y con un PIB’2009 provisionado en un +1’0% y que resultó un -3’6%, lo que representa una situación efectiva y real de ¡¡-5’2%!!; con un paro previsto de 2’9 millones y una realidad oficial de 4’3 que evidencia una situación real de 5’4 millones… un déficit, con pasivos de circulación, del 16’3% y una deuda del 75’1%, a años luz de la prevista del 38’8%. ¿De qué van? “Papa, llama”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario